21° BAFICI: «Okko’s Inn» de Kitarô Kôsaka (2018)

El BAFICI es un gran marco para descubrir films del estilo de “Okko’s Inn”, una peculiar y atractiva cinta de animación japonesa dirigida por Kitarô Kôsaka, un animador que ha trabajado en películas de este estilo tales como “El Viento se Levanta” (2013) de Hayao Miyazaki, “El Niño y la Bestia” (2015) y el clásico «Akira» (1988). En esta oportunidad, se dedica a dirigir este pequeño, duro y sentido largometraje que narra las aventuras de Okko, una pequeña niña que pierde a sus padres en un accidente de tránsito y empieza a vivir en el campo con su abuela que lleva una posada japonesa tradicional. Mientras se prepara para ser la propietaria de la posada, empezará a ver fantasmas amistosos que la ayudarán a conseguir un nuevo propósito, a pasar por aquel tormentoso momento y a afrontar la vida con una actitud más positiva, desinteresada y generosa.

La película representa un drama con ligeros toques de comedia típicos de este estilo de producciones niponas que buscan yuxtaponer problemáticas serias de la vida real con la inocencia, la ingenuidad y la candidez de la infancia. Okko es una niña como cualquiera que ante un hecho fatídico debe crecer de golpe y plantearse cosas que no debería a esa edad. Para ello, contará con la ayuda de algunos fantasmas que habitan en la posada que están en período de transición hacia “la vida después de la muerte” y que servirán como fuerzas del destino que sutilmente marcarán su camino hacia una vida más corriente. Quizás, el comienzo se presente de forma sumamente desgarradora (como golpe de efecto) pero para narrar los acontecimientos que llevarán adelante la narración y la tesis de la obra.

La más reciente producción animada del estudio Madhouse demuestra la formación del director en los estudios Ghibli al traer este tipo de conflictos tan humanos y realistas que nos hacen reflexionar sobre la vida y la muerta, el duelo y todo tipo de cuestiones relacionadas.

Un relato emocionante, estupendamente animado con una estética clásica de anime pero aggiornada a los tiempos que corren y con una paleta de colores que reflejan ese punto de vista de la niña y cómo los chicos ven el mundo y su entorno.

Lo interesante radica en esa mezcla de ingenuidad y madurez producto de un cineasta experimentado y con un relato atractivo que hará cavilar y deliberar al espectador luego de su visionado. «Okko’s Inn» es de aquellos films minimalistas que poseen una voz tremenda además de un atractivo visual ineludible. Una historia familiar que pese a ser un poco áspera en su comienzo, está totalmente justificada por los fines narrativos de la cinta y sus cuestiones relacionadas con la vida y la muerte. Los fantasmas que escoltan a Okko la acompañarán, la consolarán, la harán crecer y le marcarán el camino hacia un futuro más alentador. La obra de Kôsaka se presenta como un coming of age tempranero de esos para disfrutar en familia.

ACLARACIÓN: Si bien la película se presenta en el marco del Baficito conviene que los chicos la vean bajo la supervisión de un adulto responsable que los acompañe, en especial durante los acontecimientos trágicos que dan pie al inicio del largometraje.

«Okko’s Inn» se podrá ver el sábado 6 a las 18.05 hs y el domingo 7 a las 14.25 hs en el Multiplex Belgrano, y el sábado 13 de abril a las 19 hs en el Cine Gaumont.

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Martín Goniondzki

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *