Crítica de «Paranormal» de Dennis Bartok (2017)

Proveniente de Irlanda, llega “Nails”, el habitual film de horror, que se presenta entre los estrenos de esta semana. Dennis Bartok nos ofrece este largometraje de terror indie, el cual está lleno de lugares comunes, varios clichés del género y ciertas lagunas narrativas que hacen que esta propuesta cinematográfica sea difícil de recomendar.

Dana (Shauna Macdonald) es una entrenadora de atletismo que sufre un terrible accidente y queda paralizada. A su vez, también se ve imposibilitada para hablar, debido al daño producido en sus cuerdas vocales, por lo que deberá comunicarse mediante un software de computadora (al estilo Stephen Hawkins). Dana lucha por recuperar su vida y su familia hasta que descubre que hay un fantasma en su habitación de hospital que la acechará e intentará hacerle daño por todos los medios. Por otro lado, deberá enfrentarse al escepticismo de los empleados del hospital e incluso al de su propio esposo, que también creerá que sobrelleva una serie de alucinaciones demasiado vívidas.

El guion sufre los convencionalismos del estilo de “Juancito y el lobo” y también la poco inspirada trama. Por momentos es sumamente inverosímil creer que la familia deja a la mujer desamparada y totalmente sola luego de sufrir semejante accidente automovilístico. Además, se dan varios hechos injustificados que solo se presentan por necesidades del propio guion. Los diálogos carecen de atractivo, y sufren de una tendencia sobreexplicativa en los instantes en que lo requiere la misma trama para que el relato avance. Shauna Macdonald, que había demostrado sus dotes en películas similares como por ejemplo «The Descent» (2005), intenta sobreponerse a esta serie de escenas inconexas, donde solo se producen algunos jumpscares bastante repetitivos y previsibles.

Por el lado estético, el CGI y los efectos visuales tampoco ayudan a superar los problemas narrativos; el diseño de la criatura es bastante genérico y falla a la hora de provocar algún pavor en el espectador por el lado visual. La ambientación y todo el trabajo de decorados no llegan a crear la atmósfera opresiva que necesitan este tipo de relatos. Sonoramente la cinta tampoco se destaca, pero puede que sea el área que más acertó en términos dramáticos.

«Paranormal» es un relato fallido, predecible y que posee serios problemas argumentales y narrativos. Un film que no presenta ningún tipo de sorpresa dentro del saturado género del terror paranormal. La propuesta resulta ser inverosímil y poco atractiva. Un film que tiene más errores que aciertos.

Puntaje:

Tráiler:

 

Martín Goniondzki

Un comentario sobre “Crítica de «Paranormal» de Dennis Bartok (2017)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *