Crítica de «Todo el día y una noche» de Joe Robert Cole (2020)

Dentro de los nuevos estrenos de Netflix, se encuentra «Todo el día y una noche», una película que se centra en Jakhor, un joven afroamericano condenado a cadena perpetua por haber matado a un importante narcotraficante y a su esposa. En la cárcel, reflexionará sobre su vida actual y cómo llegó a ser quien es hoy en día.

Es así como la trama se dividirá en distintas líneas temporales, ahondando, mediante flashbacks y una voz en off que va hilvanando cada escena, en la compleja infancia del protagonista con un padre violento y adicto y dos amigos que tomaron caminos muy distintos, su deseo de progresar en la música, los días previos a cometer el asesinato y su presente en prisión.

«Todo el día y una noche» es una de esas historias que ya vimos en varias oportunidades, la cual sigue a personas que son víctimas de su entorno y que no tienen otra opción para tomar más que el camino de la violencia. Es así como nos ofrece una reflexión sobre cómo nacer en un lugar determinado, con ciertos padres y grupos de amigos te termina condicionando a repetir los mismos patrones de comportamiento, sin poder tomar una alternativa. Y cómo hacer para convertirse en alguien que pueda romper con ese círculo vicioso.

En este sentido, la película aborda las temáticas del racismo, de la lucha de un joven para hacer cumplir sus derechos, la falta de oportunidades, la droga y la violencia.

Por momentos, la cinta se vuelve demasiado reflexiva, con un tono bastante monocorde y un ritmo pausado, que hace que pueda resultar un poco aburrida en algunos instantes. De todas maneras, tiene algunas escenas que la hacen levantar.

Uno de los puntos más altos del film es sin dudas su elenco, sobre todo la interpretación de Ashton Sanders («Moonlight»), que tan solo con sus expresiones logra plasmar la crudeza y las dificultades por las que atraviesa no solo él, sino también la gente de su edad y entorno.

En síntesis, «Todo el día y una noche» es una película que nos ofrece una historia cruda vista en otras oportunidades, donde se trata de entender las acciones inmorales a las que llega el protagonista debido al entorno en el que vive y a las pocas oportunidades de progresar que tiene. Por momentos se abusa del ritmo pausado y de la calidad reflexiva que presenta pero logra interesarnos con la temática y la buena performance de su elenco.

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *