32° MDQ Film Fest: «Laissez bronzer les cadavres» de Hélène Cattet y Bruno Forzani (2017)

La dupla oriunda de Bélgica nos trae un atrapante relato basado en una clásica novela negra pulp de Jean Patrick Manchette y Jean Pierre Bastid. El resultado es un estridente cóctel cinematográfico que comprende un deleite multisensorial.

La película cuenta la historia de Luce, una pintora excéntrica de unos 50 años, que todos los veranos se retira a una pequeña casa completamente destruida en el sur de Francia. Siempre reúne a un grupo variopinto invitados. En esta ocasión, se junta con Max Bernier, un antiguo amante, escritor y alcohólico; Brisorgueil, su amante actual y abogado; y tres amigos de éste que no conocía todavía: Rhino, Gros y Alex. Tras haber hecho la compra en la ciudad, estos tres últimos asaltan un furgón blindado y se hacen con 250 kilos de oro. Vuelven enseguida a casa de Luce, con la idea de esconderse allí tranquilamente hasta el final del verano, pero dos policías llegarán al lugar y la calma que ellos esperaban se verá interrumpida por una lluvia de balas y sangre. Las traiciones también serán de la partida en este relato que combina acción, secuencias oníricas, western moderno y ciertos tintes de giallo. Además, la película se divide en segmentos separados en las horas del día y en puntos de vista de los diferentes personajes.

Un ejercicio cinematográfico implacable que combina cinefilia y elementos experimentales de igual forma. Con ciertas secuencias que nos recuerdan al cine de Tarantino y Peckimpah, los directores belgas logran inyectarle su propio estilo a esta historia desenfrenada.

Muchos primeros planos combinados con planos detalle que nos muestran acciones, logrando que el espectador se pierda en el espacio, un montaje impecable que a veces funciona literalmente y otras veces por analogía de forma, una banda sonora con espíritu setentoso que se combina con ese estilo clase B que rodea al relato. Por momentos el público puede llegar a confundirse (si bien por momentos es la idea) ante las cuestiones enumeradas anteriormente. Todos estos elementos vuelven a «Laissez bronzer les cadavres» una experiencia de género meticulosamente planeada con un ritmo vertiginoso, y a su vez algunos aspectos narrativos interesantes.

«Laissez bronzer les cadavres» forma parte de la sección Hora Cero del 32° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Puntaje:

Tráiler:

 

Martín Goniondzki

Un comentario sobre “32° MDQ Film Fest: «Laissez bronzer les cadavres» de Hélène Cattet y Bruno Forzani (2017)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *