25º BAFICI: «Un tal Mario» de Mariana Mactas (2024)

Mario Mactas es un destacado periodista y escritor argentino de 79 años. Fue uno de los fundadores de la revista Gente y Satiricón, publicó varios libros y trabaja en radio. Durante los años ’70 tuvo que exiliarse fuera del país por motivos laborales y políticos, y a su regreso sintió que la Argentina ya no era la misma. Su hija, Mariana, también periodista y crítica cultural en medios gráficos, televisión y radio, debuta como directora con este film que significa un emotivo homenaje a su padre, una figura importante del periodismo y la cultura argentina.

«Un tal Mario» es un documental bastante convencional en sus formas pero que transmite un amor por la figura de Mario Mactas y su labor en la cultura argentina que es digno de destacar, probablemente porque está construido desde los ojos de su propia hija. 

A través de entrevistas, reflexiones y un seguimiento al protagonista, muchas veces acompañado de la directora, del detrás de escena del film, como también de testimonios de destacadas personalidades de la cultura argentina como Susana Giménez, Rolando Hanglin, Alejandro Dolina, Luis Brandoni o Carlos Ulanovsky, entre otros, vamos conociendo un poco más sobre la figura de Mario, un hombre culto, refinado, dedicado, trabajador; su paso por programas radiales y revistas como Satiricón y cómo su labor fue tomada como irreverente durante el gobierno de Juan Domingo Perón y de Isabelita Martínez de Perón, y luego durante la dictadura, donde sufrió un secuestro tortuoso, el exilio y el posterior regreso donde ya nada era lo mismo.

Se nota que Mariana lo desafía constantemente y lo invita a realizar algunas consignas para que queden plasmadas en el documental, como posarse frente a la cámara para contar ciertos puntos de vista u opiniones sobre diferentes temas; contar recuerdos o anécdotas, analizar fotos del pasado o volver a su lugar de origen en Carlos Casares, provincia de Buenos Aires, para percibir el paso del tiempo y conectar con un costado más melancólico.

Existen varios momentos emotivos, sobre todo cuando Mario nos muestra sus recovecos más profundos: su infancia en Casares o la época más oscura de su vida, donde fue secuestrado y tuvo que abandonar el país. En este punto también existen testimonios que nos sensibilizan.

Mario es una figura que inspira respeto, admiración y cariño, sin importar el grado de conocimiento que tenga el espectador sobre él, ya que a medida que nos vamos interiorizando en su historia nos va conquistando con su forma de ser y comportarse.

En síntesis, «Un tal Mario» es un documental convencional que nos permite ahondar en la figura de Mario Mactas, una personalidad reconocida y destacada de nuestra cultura nacional, a través de la mirada de su propia hija, que logra realizarle un homenaje en vida. Podemos percibir el amor por su padre por cómo lo muestra y por cómo quiere que el público conozca todas sus aristas con muchos momentos emotivos.

«Un tal Mario» forma parte de la sección «Artes & Oficios» del 25º BAFICI y se puede ver el sábado 20 a las 19.15 hs en el Cinépolis Houssay (Sala 1) o el sábado 27 a las 16.35 hs en Cacodelphia (Sala 3).

Puntaje:

 
 
 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *