«Alice in Borderland», puro entretenimiento japonés

Basada en el manga homónimo de Haro Aso, «Alice in Borderland» es una serie japonesa de Netflix compuesta por 8 capítulos de alrededor de 45 minutos cada uno. La misma se centra en Ryohei Arisu, un joven que ni trabaja ni estudia, sino que se dedica a jugar a los videojuegos. Un día se junta con sus dos mejores amigos en las calles de Tokio y luego de llamar la atención de la policía se esconden en el baño público del subte. Pero sucede un apagón y cuando salen de aquel lugar se dan cuenta de que todas las personas que estaban a su alrededor desaparecieron. Poco tiempo después, unas pantallas con altoparlantes captan su atención invitándolos a participar de un juego en el cual salir con vida será el premio más codiciado. Así se darán cuenta de que deberán continuar jugando y enfrentándose a otros participantes para sobrevivir.

La serie sobresale principalmente por su diseño de producción, con imponentes escenarios, el ingenio de los juegos, la violencia desmedida a la que recurre y el clima de tensión que genera donde el tiempo y los objetivos para cumplir ponen cierto ultimátum a la vida de los protagonistas. Logra provocar cierta adrenalina y emoción en el espectador porque expone a sus personajes en todo momento; nadie está exento del peligro.

A medida que van avanzando los capítulos vamos teniendo un mayor panorama sobre lo que está ocurriendo en este universo, a la vez que se desinfla un poco su entretenimiento, pero con algunas situaciones bastante interesantes como excepción, donde la violencia se hace más presente y masiva. Por momentos existen flashbacks sobre algunos personajes, sobre todo algunos nuevos que van apareciendo, que le cortan un poco el dinamismo a ciertas escenas, principalmente esos instantes de tensión de los juegos, pero que a su vez pueden ser necesarias para conocer un poco del contexto de algunas personas o entender más sobre este mundo al que nos sumergen.

Si buscan un desarrollo algo profundo de los personajes este no es el lugar más adecuado para encontrarlo, a pesar de conocer un poco la historia de varios de ellos, no vemos una evolución demasiado palpable, pero porque la serie tampoco no busca hacerlo, sino más que nada quiere entretener al espectador y mostrar hasta dónde puede llegar una persona para sobrevivir, con buenas y malas acciones.

Dos semanas después de su estreno Netflix ya confirmó que esta historia tendrá una segunda temporada. Una serie a puro entretenimiento para esos momentos del día en los cuales queres desconectarte un poco de tu rutina y tu vida cotidiana. Llena de violencia, gore, giros inesperados y un grupo interesante de personajes, «Alice in Borderland» es una buena opción para maratonear.

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *