«Antidisturbios», la corrupción policial española enmarcada en una miniserie

Seis agentes de la policía antidisturbios ejecutan un complicado desalojo en el centro de Madrid, que termina con la muerte de un inmigrante africano. Ante la acusación de homicidio imprudente, buscarán una salida posible para no arruinar su vida personal y profesional. Mientras tanto, un equipo de Asuntos Internos trata de investigar lo ocurrido en la tragedia. Uno de sus miembros es Laia, una joven que se obsesiona con el caso y descubrirá que algo más que se esconde tras el hecho.

«Antidisturbios» es una miniserie española de seis episodios, estrenada el año pasado en Movistar+ y que se puede ver en nuestro país a través de HBO Max. La misma fue creada por Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen, a quien siempre le había fascinado la figura del agente antidisturbios en España.

La serie resulta ser un relato entretenido, intrigante y atrapante que no se queda en la superficie de dictar sentencia frente a la culpabilidad o no de este grupo de agentes frente a un hecho, sino que ahonda en lo que se encuentra detrás de todo eso, realizando una crítica social importante hacia la corrupción de la policía en todos sus escalones y roles, como también el abuso de la fuerza. Esa figura de los antidisturbios como un mal necesario para controlar a la sociedad y hacer el trabajo sucio que nadie está dispuesto a hacer.

Cada capítulo va desentrañando la información poco a poco para mantener el misterio y atrapar al espectador hasta el final, con varios giros interesantes e impactantes que cambian el rumbo de la historia. También vamos conociendo más profundamente a los distintos implicados, tanto de un lado como del otro, generando cierta empatía con algunos y un rechazo más marcado con otros por las diversas actitudes que presentan a lo largo de la serie. No solo nos muestran su día a día en la calle, batallando contra otras fuerzas y sus propios demonios, sino también su vida personal y cómo cambió a partir de este hecho en particular. En cada uno de ellos impactó de una manera diferente, sacando a relucir personalidades más depresivas o irascibles. 

En este sentido debemos destacar el trabajo de todo el elenco, sobre todo de Vicky Luengo, quien interpreta a la joven de Asuntos Internos que, a pesar de lo que le dictan sus superiores, ella sigue su propio instinto hasta las últimas consecuencias. Es de esos personajes que priorizan su trabajo por sobre su vida personal y se obsesionan hasta el punto de que no existe nada más en su cotidianeidad.

En síntesis, «Antidisturbios» es una serie española atrapante y entretenida que no solo viene a plantear un caso policial particular, sino a desentrañar la corrupción en las fuerzas. Una historia que cautiva y mantiene la intriga en todo momento por sus giros narrativos y que a la vez presenta una crítica social potente.

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *