Crítica de “El Planeta de los Simios: La Guerra” de Matt Reeves (2017)

En 2011 comenzó una de las mejores trilogías del último tiempo, la cual mantuvo siempre una gran calidad, tanto de la historia como de los efectos especiales, de la mano primero del director Rupert Wyatt y luego de Matt Reeves. Este jueves los simios y los humanos se vuelven a enfrentar en “El Planeta de los Simios: La Guerra” para cerrar esta etapa de una muy buena manera.

Recapitulando las dos entregas anteriores, los simios se ven obligados a continuar una guerra que comenzó con su misma especie, con Koba, que no pudo controlar su odio contra los humanos. Es así como se deberán enfrentar a un ejército liderado por un despiadado Coronel que querrá eliminar a los simios de la Tierra de una vez por todas.

Si bien es la culminación de una historia particular y que es ideal haber visto las dos películas anteriores para entender muchas acciones y motivaciones de los personajes, “El Planeta de los Simios: La Guerra” funciona también para aquellos que no hayan visualizados los otros films y que tengan intenciones de ver este por primera vez, ya que al principio del mismo se resume el argumento pasado y se recuerdan a los distintos personajes que están y no están presentes en la actualidad.

Al igual que en las otras cintas, en esta oportunidad nos encontramos con un muy buen equilibrio entre la calidad del argumento y los efectos especiales; los enfrentamientos de gran despliegue audiovisual tienen un sustento en la historia y todas las acciones están justificadas (no es como otros films donde la trama no importa, solo se busca entretener a partir de explosiones).

A pesar de que lo visual se destaca por sobre lo sonoro, ya que en la mayor parte de la película existen muy pocos diálogos (en general los simios se comunican a través de señas, no son muchos los que aprendieron a transmitir la voz, y la interacción con los humanos no es muy frecuente), también se debe destacar la banda sonora que acompaña de muy buena manera a la historia.

El film aborda temáticas muy humanas como la búsqueda de venganza, la misericordia, la moral y las consecuencias de las acciones, al mismo tiempo que presenta una narración con un ritmo dramático e intenso que se mantiene constantemente.

Tal vez la sorpresa no está presente en todo momento y en varias oportunidades nos enfrentamos a situaciones previsibles, que le quitan un poco de impacto al argumento, porque efectivamente lo que el espectador cree que va a ocurrir, ocurre.

Nuevamente la personificación de Andy Serkis como Caesar y la realización del resto de los simios a partir de la motion capture (captura de movimiento) es maravillosa, plasmando en la pantalla los distintos rasgos, gestos y expresiones de estos animales inteligentes: el dolor, la preocupación, el miedo, la emoción. También Woody Harrelson como el Coronel hace un muy buen papel, interpretando a este despiadado pero complejo hombre.

En síntesis, “El Planeta de los Simios: La Guerra” viene a cerrar la trilogía de la mejor manera, manteniendo la buena calidad durante las tres películas. La historia atrapará y emocionará al espectador a partir de esta gran combinación entre el argumento interesante y los aspectos técnicos impecables.

Puntaje: 

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Un comentario sobre “Crítica de “El Planeta de los Simios: La Guerra” de Matt Reeves (2017)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *