Crítica de «Family Romance, LLC» de Werner Herzog (2019)

Es difícil que una película de Werner Herzog resulte ser intrascendente o poco interesante. Y también es difícil que un film del director alemán no pase por al menos un festival de cine importante. Esta obra aquí mencionada tuvo un preestreno en el prestigioso Festival de Cannes y realmente con tan solo 5 minutos de visualización ya nos podemos dar cuenta de que nos encontramos ante algo sorprendente y fascinante.

De alguna manera, Herzog tiene la capacidad de seguir emocionándonos y hacernos reflexionar sobre cuestiones existenciales. El director de «Fitzcarraldo» (1982), «Nosferatu The Vampyre» (1978) y varios increíbles documentales como «Grizzly Man» (2005) y «Cave of Forgotten Dreams» (2010), combina su estilo de registro documental para contar una historia de ficción bastante atractiva que parte de una premisa más que interesante.

El largometraje cuenta la historia del personaje compuesto por Yuichi Ishii, que es el dueño de una empresa llamada «Family Romance LLC», una compañía que ofrece el servicio de alquiler de familiares, amigos, conocidos y todo tipo de sustitutos humanos. Este hombre es contratado para reemplazar a un padre alcohólico el día del casamiento de su hija y de esta manera poder llevarla al altar, para recrear la sorpresa para una mujer que fue la ganadora de la lotería, para recibir la reprimenda del jefe de un hombre al haber cometido un error en el trabajo y la historia principal del film donde una madre lo contrata para que se haga pasar por el padre de su hija luego de una ausencia de 10 años. Al principio no sabemos si la abandonó, si murió o qué evento protagonizó para no haber estado más de dos años con ella.

Así es como la trama se va desarrollando en base a este atribulado protagonista y su extraña profesión. Una que lo lleva a hacer activamente de padre de una niña y a encariñarse con ella y/o al revés, que ella también se encariñe con él. Una premisa atractiva y fresca que solo se puede dar en el marco de la peculiar cultura japonesa y su extraña idiosincrasia de desapego. Por momentos, algunas secuencias pueden remitirnos a «Lost in Translation» (2003), donde el espectador se va perdiendo en lo caótico y en la soledad de ciertos individuos.

Herzog también aprovecha para hablar sobre la frialdad de la tecnología, lo impersonal de las relaciones modernas así como también una comercialización de las mismas, siendo estas producto de una cultura de consumo masivo (no solo en Japón sino en el mundo entero en general) impulsadas por el capitalismo. Todo esto envuelto en un velo sarcástico y con el humor característico del director alemán.

Otro aspecto interesante está representado en la confusión del protagonista que llega un momento en el cual empieza a entrar en crisis y a dudar de su propia existencia. Algo parecido a lo que planteaba Peter Weir en «The Truman Show» (1998).

La forma en que está retratado el ser humano, no solo técnicamente desde la puesta de cámara, sino también a la narrativa recuerda mucho a los grandes trabajos documentales del director y ese aspecto también ayuda a enriquecer una película ya de por sí interesante.

«Family Romance, LLC» nos vuelve a mostrar a Herzog en su mejor versión, con su impronta y su estilo característico. Un film maravilloso que nos propone reflexionar sobre el amor, la soledad y la crisis de los lazos afectivos mediante un guion inteligente y unas interpretaciones notables. Un largometraje para descubrir y debatir sobre sus ideas provocadoras.

Puntaje:

 

 

Tráiler:

Martín Goniondzki

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *