Guy Ritchie: poseedor de los estilos más distintivos en el cine contemporáneo

Guy Ritchie es un director y guionista británico, una las figuras más populares del cine en la actualidad, famoso por sus películas de aventuras, estafas, crimen y algo más. Ahora vuelve con más fuerza que nunca, mediante una comedia de tintes criminales.

Su marca personal, única y difícilmente imitable se ha impuesto en casi todas sus producciones, haciéndolas destacar y elevando unos libretos que no siempre han tenido una gran calidad y frescura.

Tuvo su debut en 1995 con el corto «The Hard Case», y en 1988 con su primera película de larga duración: «Lock, Stock and Two Smoking Barrels» («Juegos, trampas y dos pistolas humeantes») que lo convertiría en un director de culto con muchos seguidores. Sus películas se han caracterizado por tomas en donde la imagen se detiene y luego se hace un acercamiento rápido a los personajes, los giros narrativos, las diferentes historias que se van mezclando además los personajes que interactúan en mil y una aventuras.

Dos décadas después de estrenar «Lock and Stock» y «Snatch: cerdos y diamantes», Guy Ritchie vuelve a sus orígenes. Su producción que lleva por título «The gentlemen: los señores de la mafia» ocurre prácticamente sin pausa alguna, como un torbellino de planos que no dan tregua, giros enrevesados y dardos directos a los intereses oscuros de multimillonarios de buenos modales y mafias asiáticas. Guy Ritchie forjó su carrera cinematográfica con títulos de un ritmo vertiginoso, pero también asumió el reto de dirigir un film como «Aladdin» (remake de acción real del clásico de animación Disney).

Un dato curioso que tiene este director es que en enero de 2010 lanzó un sello discográfico cuyo nombre está inspirado en su bar londinense, The Punchbowl. También recordemos que estuvo casado con la estrella del pop Maddona, a quien dirigió en varios videos musicales. Incluso la revista Vanity Fair lo colocó dentro de la lista de las 40 más grandes celebridades de Hollywood con más ingresos. Además, durante la vigésima quinta edición del Festival de Cine de Raindance se le honró con el Premio Auteur, describiéndolo como una figura prominente que insufló nueva vida a la industria cinematográfica británica con sus comedias de crímenes de culto.

Su reputación se alimenta entre la comedia negra y la violencia de barrio, y por su singularidad hacemos un conteo de las cinco mejores películas a su cargo.

5) «The Man from U.N.C.L.E.» (2015)

A principios de la década de 1960, el agente de la CIA, Napoleon Solo, y el oficial de la KGB, Illya Kuryakin, participan en una misión conjunta en contra de una misteriosa organización criminal, la cual intenta crear armas nucleares.

Tiene ese sello vintage y a la vez moderno, combinado con la marca propia de Ritchie para las escenas de acción, es un entretenido acercamiento y reconstrucción del espíritu de la Guerra Fría. Una propuesta muy atrevida que se convierte en una de las más originales de su filmografía.

 

4) «Sherlock Holmes: A Game of Shadows» (2012)

El príncipe heredero al trono de Austria aparece muerto y las pruebas apuntan a un suicidio. Sin embargo, Sherlock Holmes cree que podría tratarse de un homicidio orquestado como parte de un plan diabólico.

La secuela de «Sherlock Holmes» es una mezcla perfecta entre una película de acción y una película del mejor detective de todos los tiempos.

 

3) «Sherlock Holmes» (2009)

El ingenioso detective y su compañero, que se dedican a resolver crímenes, se enfrentan a un nuevo enemigo e intentan desenredar un plan mortal que podría destruir Inglaterra.

Con Robert Downey Jr. y Jude Law a la cabeza, el director nos presenta una cinta divertida y entretenida. No solo creó el mundo de Sherlock Holmes, sino que lo llenó de sus reglas. Antes de esta película Holmes era un detective de pipa y guante que solo usaba la deducción para resolver los misterios, pero con la mano de Ritchie se convirtió en ese antihéroe que usaba sus puños y armas.

 

2) «Lock, Stock and Two Smoking Barrels» (1998)

Eddie convence a tres amigos para apostar todos sus ahorros en una partida de cartas contra un mafioso. Los cuatro pierden la partida y deben pagar una gran suma en tan solo una semana.

Ópera prima de Guy Ritchie, que a su vez es la más icónica de toda su carrera. Tenemos mafia, robos y el submundo violento de las grandes ciudades. Acertada combinación de thriller y comedia negra que dio una muestra de todo el potencial creativo de Ritchie. No sólo es una cinta divertida sino inteligente y apta para el público que gusta del cine de autor y comercial. Una película sobre gánsters y robos en la que un guion potente mantiene al espectador pegado a la pantalla.

 

1) «Snatch» (2000)

Un grupo de ladrones lucha para encontrar un diamante robado de 84 quilates con un valor incalculable.

La más exitosa de su filmografía. Con un guion mucho más elaborado, crea un mundo tan enredado y complejo como divertido, donde el engaño, el chantaje y el fraude se mezclan de forma sangrienta con perros, diamantes, boxeadores y gran variedad de armas. Considerada una obra maestra.

 

Noelia Giacometto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *