Crítica de «Ozzy: Rápido y Peludo» de Alberto Rodríguez (2016)

Ozzy (Guillermo Romero) es un cachorrito que vive feliz junto a sus dueños, una pareja dibujante de comics y su pequeña hija Paula (Michelle Jenner), quienes juntos comparten una hermosa amistad y varias travesuras.

Un día les llega la invitación para asistir a una convención de comics en Japón, pero lamentablemente no pueden llevar a Ozzy así que deciden dejarlo en un lujoso hotel para perros llamado Blue Creek, pero lo que no saben es que en realidad el lujoso hotel es una prisión para perros de la cual Ozzy debe escapar y ayudar a sus nuevos amigos  a llegar a su casa.

En cuanto a la historia, podemos decir que es entretenida para el público infantil y deja un lindo mensaje acerca de la amistad, la perseverancia y ayudar a los otros. Por momentos la trama se vuelve un poco aburrida pero para el público que está dirigida se hace mas llevadera. Los chistes son divertidos y los personajes se hacen querer enseguida. No tiene demasiadas complicaciones y todo se resuelve de manera efectiva, teniendo siempre en cuenta que es una película apuntada cien por ciento al público infantil.

La animación sí por momentos se nota desprolija y tiene sus fallas, que a veces se hace demasiado obvia al ojo del espectador.

En conclusión, «Ozzy: Rápido y Peludo» entretiene, pero en la parte de la animación tiene varias fallas a mejorar, es una linda película para compartir en familia.

Puntaje:

Tráiler:

 

Victoria Ferri

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *