Crítica de «Rustin» de George C. Wolfe (2023)

Bayard Rustin fue un activista estadounidense que luchó por los derechos civiles de los afroamericanos como también fue uno de los principales organizadores de la marcha sobre Washington de 1963, la famosa y popular manifestación donde Martin Luther King Jr. pronunció su discurso «Yo tengo un sueño». Lo asesoró sobre las técnicas de la resistencia no violenta y desafió a los más poderosos para cumplir sus objetivos. «Rustin» es una película de Netflix que cuenta su historia, probablemente una menos conocida que otras grandes figuras que se convirtieron en leyendas, desde un aspecto político y social, pero también más personal, ahondando en las persecuciones que tuvo por ser homosexual.

«Rustin» logra reivindicar a la figura de Byard Rustin con una película que aborda un momento particular de su vida y muestra todos los esfuerzos que tuvo que realizar para luchar por los derechos y la libertad de los afroamericanos. Una persona que tal vez los que no estemos tan cercanos al país o a la temática no tengamos tan presente y que gracias a este film podemos tener un mayor conocimiento sobre su importante tarea.

La biopic es bastante convencional, se propone ahondar en un periodo temporal determinado y nos muestra toda la construcción de su sueño, desde la idea inicial de marchar hacia Washington hasta su concreción. Por momentos esto resulta un poco monótono, con una gran cantidad de reuniones y debates para poder discutir cómo llevar adelante el objetivo. A veces también puede ser un poco confuso quién es quién, porque nos presentan una gran cantidad de personajes importantes que se vieron involucrados. Por otro lado, el film se dedica a profundizar en la vida privada del protagonista; sosteniendo que tenía que luchar en absolutamente todos sus aspectos, brindando una cuota más de emotividad al relato.

En este sentido sobresale principalmente el trabajo actoral de Colman Domingo, quien se pone en la piel de Bayard Rustin, desde su caracterización sin algunos dientes producto de su lucha y enfrentamientos con la policía, como también su forma de ser y comportarse. Un hombre astuto, sin miedo al qué dirán y concentrado en inspirar y movilizar al resto de la sociedad pero más desde las sombras y no tanto ser la cara del movimiento. Apasionado en lo laboral y lo personal, pero nacido en un momento demasiado complejo para la historia.

El resto del elenco lo acompaña de buena manera, con figuras como Chris Rock (otro activista que no estaba de acuerdo con Rustin y creía que las cosas debían hacerse de otra manera), Audra McDonald como Ella Baker, Aml Ameen como Martin Luther King, entre otros, con buenas caracterizaciones y personificaciones.

En síntesis, «Rustin» es una biopic clásica que busca retratar una figura importante de la historia estadounidense pero que tal vez no tuvo el reconocimiento que se merecía en su momento y se le dio prioridad a otras personas que dejaron su huella. Con una gran actuación de Colman Domingo, algunos momentos emotivos y un gran compromiso social, la película no consigue destacarse demasiado dentro del género por su convencionalismo ni le impregna la suficiente épica a esta lucha. De todas maneras, es un buen intento por generar algo en el espectador y dar a conocer esta historia de vida.

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *