Crítica de «The Hunt» de Craig Zobel (2020)

Con la pandemia que está azotando al mundo entero en este año 2020, varios estrenos sufrieron las consecuencias de la cuarentena haciendo que no fuera posible su visionado en salas o que hayan estado solo poco tiempo allí antes de que comenzara la propagación del coronavirus. «The Hunt» es una de estas películas que pertenece a la segunda categoría y tras una o dos semanas en los cines de Estados Unidos, la productora decidió mandarla a las plataformas On Demand para tratar de recuperar algo de lo invertido en su realización.

El film pertenece a ese estilo de películas donde humanos cazan humanos y participan en «juegos» donde deben matar a sus pares revelando los verdaderos colores de las personas y sus instintos primitivos en esta suerte de juego del gato y el ratón. A lo largo de la historia del cine tuvimos miles de ejemplos de producciones similares tales como la pionera «The Most Dangerous Game» (1932), pasando por películas como «The Naked Prey» (1965), «The Running Man» (1987), «Battle Royale» (2000) hasta las más recientes «The Purge» (2013), «The Hunger Games» (2012), «The Belko Experiment» (2016) e incluso la que pudimos disfrutar el año pasado «Ready or Not» (2019).

La cinta comienza en un avión privado donde se despierta una persona que parece estar ahí contra su voluntad y termina siendo asesinada por un grupo de sujetos que parece estar emprendiendo un viaje de cacería como lo sugiere el título. Luego la acción traspasa a un campo abierto donde varios hombres y mujeres están amordazados y entrando en pánico por no saber cómo llegaron a aquel lugar. Consiguen armas en una caja y algunos comienzan a perecer por unos disparos que provienen de una colina lejana. Así, es como comienza este juego sangriento del que nadie tiene idea cómo y/o por qué terminó formando parte.

En términos de innovación, la película no suma demasiados puntos pero sí resulta ser un viaje bastante entretenido, sanguinolento y con varios momentos de gore que los fanáticos del género sabrán apreciar. Lo interesante de este largometraje, a diferencia de «Ready or Not» por ejemplo, es que en esta oportunidad el director Craig Zobel («Z for Zacariah») junto a los guionistas Damon Lindelof («Lost», «The Leftovers», «Watchmen») y Nick Cuse («Maniac», «Watchmen») es la crítica social que se subraya en el relato hacia todas las partes involucradas. Tenemos por un lado a los ricachones medio fascistas de derecha que piensan que son impunes y tienen el derecho de hacer lo que les dé la gana, mientras que por otro lado tenemos a los nuevos progresistas que buscan aparentar más que luchar por ciertas causas. En ese panorama, es que comenzará una sátira que mostrará los verdaderos colores de este grupo variopinto de personajes sacando a la luz su racismo, su xenofobia, la ignorancia y hasta la paranoia colectiva que se gesta en los blogs y en sitios bastante under de internet donde se elucubran teorías conspirativas.

Todos estos aspectos embellecen al film, al igual que su carácter imprevisible en los primeros minutos donde se demuestra que cualquiera puede morir y cualquiera puede ser un espía infiltrado de estos «cazadores». Betty Gilpin («Glow») demuestra ser una protagonista tan interesante como enigmática en este relato de 90 minutos de duración, donde la tensión está muy bien trabajada al igual que su tono sardónico e irreverente. Todo está exacerbado en este retrato de la política norteamericana y de sus visiones sobre el resto de las personas que no piensan igual que uno. Quizás, su desacierto reside en su familiaridad y en ciertos pasajes previsibles al igual que en el ritmo que por momentos puede resultar dispar aunque rápidamente vuelve a acomodarse según lo que requiere la trama.

Lo cierto es que «The Hunt» es un thriller de explotación bastante sangriento y divertido que gustará a los fanáticos del género. Quizás convenza más por las escenas de acción y violencia que por el mensaje que intenta dar, pero, en definitiva, eso es el cine: un lugar donde cada uno puede ir a buscar algo diferente incluso ante una película sencilla como esta.

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Martín Goniondzki

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *