Crítica de “Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo” de Woody Allen (1972)

Pocas películas tienen la grandeza de poder definir con tanta claridad el tono de la misma desde el inicio. ¡Y con qué picardía! Unas imágenes de conejos amontonados entre todos, saltando de lado a lado, con una canción sugerente de fondo, son suficientes para que el espectador sepa qué se trae entre manos este burlesco Woody Allen para el resto de la cinta (el título también ayuda, claro está).

El largometraje se divide en siete capítulos, como si fueran siete cortometrajes. Algo así como “Relatos salvajes” de Damián Szifron, exceptuando que la de Allen tranquilamente pudiese llamarse “Relatos sexuales”. ¿Surten efecto los afrodisíacos? ¿Qué es sodomía? ¿Por qué algunas mujeres tienen problemas para llegar al orgasmo? ¿Los travestis son homosexuales? ¿Qué son los pervertidos sexuales? ¿Son exactos los descubrimientos de médicos y clínicas que se dedican a la investigación y experimentos sexuales? ¿Qué sucede durante la eyaculación? Esas son los siete títulos que componen la película. Obviamente, el director no responde ninguna pregunta; lo único que hace es bromear y parodiar satíricamente hechos relacionados a estas incógnitas.

En cada uno de los capítulos hay una locura de Woody tras otra. Con su inteligente y agudo sentido de la observación, hace reír y hasta pensar en la mayoría de ellos. Un hombre que se enamora de una oveja, un bufón que se obsesiona con la reina, un programa de televisión llamado “¿Cuál es mi perversión?», y así muchas situaciones bizarras que entretienen al espectador a lo largo de toda su extensión. Un punto a favor es el hecho de que sean historias cortas, lo cual evita la desconcentración o el aburrimiento.

De todas formas, no es una película que vaya a encantar a todo tipo de audiencia. El humor es casi exclusivamente sexual, sádico, algo que a mucha gente le parecería exacerbado. Sin embargo, es remarcable que lo único que hace es justamente reírse de muchos prejuicios que tenemos instalados sobre la sexualidad. Esa es la búsqueda de Allen. Des-estereotipar. Tratar temas que quizá ni siquiera estaban instalados en ese entonces, cuestiones que la sociedad no “debía debatir”. Desde ya, el reconocido cineasta lo realiza con una perspectiva humorística y pasándose de la línea en cada uno de los sketchs.

Las actuaciones son un fuerte en todos los cortos. Varios son protagonizados por el propio Woody, y acompañan John Carradine, Lou Jacobi, Louise Lasser, Burt Reynolds, Gene Wilder, entre varias estrellas más.

Es cierto que algún sketch es peor que los demás o recurre tanto a lo absurdo que pierde la gracia, pero es indudable que muchas escenas quedarán en la retina del espectador por la genialidad y originalidad en la narrativa de Allen. ¡Cuánto le debe “Intensamente” a la última historia! Ni bien vean este último fragmento, sabrán la razón. Cabe aclarar que el guión está escrito por Woody y se trata de una parodia del libro homónimo de David Reuben. Satírico, desafiante y mordaz.

En síntesis, “Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo” es una muy buena recopilación de cortos, algunos mejores que otros, que exploran el asunto de la sexualidad de una manera tan bizarra (e hilarante) que el espectador nunca se podría imaginar. Una excelente obra de Allen, al mejor estilo Allen.

Puntaje: 

 

 

Tráiler:

 

Manuel Otero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *