¿El amor puede ser desgarrador? 5 películas anti San Valentín

El 14 de febrero es la fecha en la que el amor se respira sobre los aires, la excusa perfecta para que las parejas puedan celebrar su amor de muchas maneras. «Amar no es solamente querer, es sobre todo comprender», dice Françoise Sagan, escritora.

Pero también el verdadero amor se sufre, se pierde. A algunos este día les recuerda la intensidad amarga del corazón. Y sin duda San Valentín te provoca sentimientos homicidas. Es cuando de repente se te viene a la cabeza «500 días con ella», «Revolutionary road» o «Love in translation».

La soledad, la compañía, las relaciones complicadas definitivamente pueden hacerte odiar San Valentín, ¡no te preocupes! Te proponemos 5 películas de esas que te recuerdan que el amor es un asco… aunque a la vez sea maravilloso.

5) «Blue Valentine» (2010) – Derek Cianfrance

Dean y Cindy llevan seis años de apasionada historia de amor. Han tenido una hija juntos y han decidido casarse, pero su amor empieza a desmoronarse. Entonces, Dean propone pasar la noche en un hotel temático donde eligen la habitación del futuro.

Un drama que te envuelve con un joven matrimonio formado por Ryan Gosling y Michelle Williams. Una película real, sencilla, conmovedora, y sobre todo sufrida. Consigue que afloren nuestros sentimientos al máximo,  como la ternura, la pasión, el odio, la incomprensión; el amor en todas sus vertientes.

4) «Ese oscuro objeto del deseo» (1977) – Luis Buñuel

Durante un viaje en tren, de Sevilla a Madrid, un hombre francés recuerda una aventura sentimental con una española caprichosa.

La última película de Luis Buñuel, que hizo a los 77 años, es una divertida y angustiante reflexión sobre la seducción, el amor y la cruel naturaleza humana.

Creativa y singular, vemos el contraste entre deseo y frialdad, ansias y rechazos. La vulnerabilidad, frustraciones románticas y sexuales. Una película emocionante sobre el deseo, simplemente la exaltación de las pasiones. Dicen que el amor no tiene edades…

3) «Her» (2013) – Spike Jonze

En Los Ángeles, un escritor desanimado desarrolla una especial relación amorosa con el sistema operativo de su computadora, una intuitiva y sensible entidad llamada Samantha.

Si hay una profundidad extrema es acá, una revolución de las emociones que te sumerge en el lugar más hondo del alma. Una compleja relación en el marco de una sociedad futurista inmersa en la tecnología y el individualismo.

Con un hincapié tan acertado de “El pasado es sólo una historia que nos contamos a nosotros”, y ¿Es posible un amor virtual? El sexo más allá de niveles corporales, la manera en cómo a veces nos olvidamos de vivir también, por no soltar… Masoquismo sentimental absoluto para un 14 de febrero.

2) «Eterno resplandor de una mente sin recuerdos» (2004) – Michel Gondry

Parecían la pareja ideal, su primer encuentro fue mágico, pero con el paso del tiempo ella deseó nunca haberlo conocido. Su anhelo se hace realidad gracias a un polémico y radical invento. Sin embargo, descubrirán que el destino no se puede controlar.

¿Te enamorarías de nuevo?, el imposible olvido, si existiera la posibilidad ¿Serías capaz de borrar a alguien de tu mente? Nos encontramos con la más pura historia de amor, la película es tan real como la vida, trágica, romántica, dolorosa, todo junto. Jim Carrey y Kate Winslet hacen una maravillosa cinta anti san Valentín para apalearse un poco.

1) «Con ánimo de amar» (2000) – Wong Kar-Wai

Un editor y su bella vecina se inclinan en un romance, después de descubrir la infidelidad de sus compañeros.

Y acá les digo prepárense para llorar porque se van a angustiar hasta que se les oprima la garganta. Es una película abrumadora, triste, emocional, aquello que pudo decirse y no se dijo, no se hizo, lo que pudo ser y no fue, deseos imposibles, con unos toques muy oscuros. Si quieren terminar de desarmarse y desahogar esta es una gran opción.

El amor y sus complejidades… o mejor dicho los humanos que le agregan la complejidad a algo tan sencillo y puro que nos impulsa, nos hace creer. Sí, a veces puede doler, herir, puede ser muy difícil también, pero dicen que si el amor duele nos recuerda que estamos vivos, que sentimos. Y permitirse sentir sin oprimir es lo que nos hace bien a pesar de las circunstancias, vivan la vida, amen al odio, odien el amor, sufran la felicidad, disfruten el sufrimiento… la vida pasa volando el amor sea correspondido o no siempre queda, prevalece en cinco películas con las que puedes hacer una real terapia emocional.

Tal vez San Valentín no es tan malo después de todo…

 

Noelia Giacometto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *