“Griselda: La Reina de la Cocaína”, un repaso por la vida de la madrina de la droga

Si uno se pone a pesar en el mundo de la droga, rápidamente lo relaciona con personalidades como Pablo Escobar. Sin embargo, existió una mujer que estuvo a la par de este narcotraficante, quien ayudó a construir su imperio a través de una nueva forma de distribución. Mientras Escobar aumentaba su producción, fue Griselda Blanco la encargada de proporcionarle los canales adecuados de venta. Su historia llega hoy a la pantalla de Lifetime a las 23 hs con la película “Griselda: La Reina de la Cocaína”, protagonizada por Catherine Zeta-Jones.

Con una infancia compleja, Griselda Blanco logró salir de su Colombia natal para tener una mejor calidad de vida en Estados Unidos. Pero con tres niños a cuesta y un marido desempleado, la protagonista vio en el narcotráfico una forma de salir de su precaria situación. Es así como ideó una manera de distribución distinta a la que se venía utilizando: mujeres bonitas con buen cuerpo que llevaran la droga en su ropa interior y en sus zapatos para cruzarla de Colombia a Miami.

Estas prácticas la convirtieron en “La Madrina”, una mujer paranoica y desconfiada por los abusos de la droga y la cantidad de enemigos que le surgieron. Con problemas familiares, traiciones, debilidades, los caminos se le fueron cerrando hasta ser perseguida por la DEA.

Griselda Blanco es interpretada por Catherine Zeta-Jones, una actriz de nivel de Oscar, que compone de buena manera a esta protagonista. Asimismo, tiene experiencia en la realización de roles de mujeres con ascendencia latina y también a personajes relacionados al mundo de la droga, como en “Traffic” de Steven Soderbergh. De todas formas, se sigue sin recurrir a actrices puramente latinas para la encarnación de este tipo de roles, cuando la calidad actoral es alta.

La historia es muy interesante, sobre todo porque nos enfrentamos a un personaje distinto a Pablo Escobar, una de las personalidades más retratadas en la televisión y en el cine. Griselda Blanco no es una mujer a la que cualquiera haya tenido acceso, su vida fue igual de intensa que la del rey de la cocaína, pero no tan explotada. Sin embargo, su ejecución resulta un poco apresurada. Nos encontramos con un film de hora cuarenta de duración que busca retratar el negocio de la madrina desde su comienzo hasta su final con una gran cantidad de personajes a su alrededor. Esto provoca que existan muchos saltos temporales en medio de la trama y no se profundicen de la misma manera todos los períodos ni todas las relaciones con los secundarios.

Para todos aquellos que quieran tener un acercamiento más pronunciado a la intrigante y peligrosa vida de Griselda Blanco pueden ver este film televisivo hoy a las 23 hs por Lifetime.

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *