20° BAFICI: «Euthanizer» de Teemu Nikki (2017)

Un mecánico, que tiene un segundo negocio matando perros enfermos a cambio de dinero, se niega a asesinar a la mascota de un supremacista blanco. Estafado, éste hará lo imposible por acabar con su vida y la del animal. Un trepidante y duro noir nórdico que nos sumerge en la gélida Finlandia para mostrarnos cómo se desarrolla una historia de género por aquellas latitudes.

«Euthanizer», o «Armomurhaaja» en su título original, es un extraño y salvaje film que generará cierta inquietud y perturbación en el espectador. No porque sea muy gráfica a la hora de mostrar la crudeza que rodea a aquellos parajes finlandeses, sino precisamente por lo contrario. La violencia es mostrada y por momentos sugerida, casi siempre dejando fuera del plano visual el destino de los animales. Eso justamente convierte al relato en un acontecimiento mucho más perturbador. Este mecánico que se nos presenta como un sujeto duro y trabajando desde la clandestinidad, terminará dando un giro de 180 grados en nuestra percepción de su persona a medida que avance el relato.

El largometraje dirido por Teemu Nikki es un film muy eficaz a la hora de crear o evocar atmósferas opresivas y asfixiantes. Un relato donde la representación de la ley estará ausente, y donde los personajes tomarán medidas creando sus propias versiones de justicia.

La historia presenta un guion sólido que impulsa su narrativa a través de lo visual. Los personajes irán atravesando situaciones que transformarán sus vidas y nos darán a conocer sus formas de pensar y concebir la vida y la muerte. Una película que expone los hechos más que contarlos mediante diálogos forzados. Un relato ejecutado con inteligencia que irá escalando en violencia conforme avance el argumento.

Matti Onnismaa realiza un estupendo trabajo al componer al sombrío y enigmático protagonista que tiene una visión clara, al igual que una línea de pensamiento bien estipulada. Se niega a trabajar para el supremacista blanco porque el perro que le trae no tiene ningún problema de salud como para ser “puesto a dormir”. El hombre se dirige a la veterinaria local para dejar flyers y ofrecer sus servicios que son más económicos que los que presenta dicho establecimiento. A su vez, enfrentará a la dueña del lugar por haber atropellado a un animal sin chequear en qué estado quedó la criatura. El personaje principal es un sujeto sumamente interesante y frío que con el correr del metraje dejará entrever su filosofía acerca de la vida y la muerte, al igual que las experiencias traumáticas que lo llevaron a convertirse en quien realmente es.

«Euthanizer» es una propuesta interesante que no dejará indiferente a ningún espectador. Un relato logrado tanto a nivel técnico (hay que destacar el trabajo de fotografía de la cinta por ejemplo) como narrativo. Un film finlandés para descubrir en esta 20 edición del BAFICI.

Se puede ver «Euthanizer» el martes 17 a las 18.45 en el Arte Multiplex Belgrano.

Puntaje:

Tráiler:

 

Martín Goniondzki

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *