«Cobra Kai»: una quinta temporada que reafirma nuestra pasión por la nostalgia

Este mes llegó a Netflix la quinta temporada de «Cobra Kai», una serie que sigue conquistando a su público y brindando un buen espectáculo, sobresaliendo más que nada por sus buenos personajes, su nostalgia y su show más que por tener un guion sólido en el cual basarse.

Continuando con los hechos ocurridos en la entrega anterior, Daniel (Ralph Macchio) y Johnny (William Zabka) deben cerrar sus dojos por haber perdido el torneo de karate de All Valley. Mientras que el primero buscará lidiar a su forma con la frustración y decepción, el segundo tratará de seguir adelante con su vida. Sin embargo, cuando ambos se enteren de que Terry Silver (Thomas Ian Griffith) tiene un plan para llegar a cada vez más adolescentes, intentarán encontrar la manera de pararlo. Para ello contarán con la ayuda de Chozen (Yuji Okumoto) y de sus alumnos, que también estarán resolviendo sus propios problemas personales.

La nueva temporada de «Cobra Kai» sigue proporcionándonos esa mezcla exacta de lo que buscamos a la hora de elegir una serie: un buen entretenimiento a base de personajes entrañables. En este caso, cobran mayor protagonismo los adultos, incluso por momentos acaparando casi toda la atención, pero de todas maneras tenemos una evolución de la mayoría de los roles. Principalmente Tory (Peyton List) y Sam (Mary Mouser) realizan una introspección hacia su vida personal, replanteándose su identidad y cómo quieren ser a futuro; como también Miguel (Xolo Maridueña) y Robbie (Tanner Buchanan) consiguen madurar y dejar de lado ciertas cuestiones para trabajar en un vínculo en común. A pesar de no tener demasiado tiempo para el drama adolescente, algún que otro romance y problema juvenil seguimos teniendo.

También seguimos contando con la participación de personajes secundarios de las películas de «Karate Kid» para apelar a la nostalgia del público más grande y conectarla con los films, pero tampoco es necesario saber bien quiénes eran o qué hicieron en su pasado porque todo se explica de manera rápida y sencilla en la serie. La incorporación de Chozen como personaje regular le trajo mucha frescura y gracia a la historia. Es un hombre que busca constantemente cuidar a los suyos y preservar el honor a cualquier costo. Por momentos, también se vuelve uno de los comic relief de la trama.

A Terry Silver ya lo habíamos conocido en la entrega anterior y sigue evolucionando como un gran y temible villano; un antagonista a la altura que significa un peligro real para los protagonistas, con algunas vueltas de tuerca interesantes que generan sorpresa en la historia. A pesar de que John Kreese (Martin Kove) no tuvo demasiada intervención en este temporada, tuvimos una dosis justa del personaje y el final de esta continuación, junto a otros hechos decisivos que se fueron dando, nos dan a entender que próximamente redoblará la apuesta y buscará vengarse de todos los que lo dañaron.

Las secuencias de pelea y los enfrentamientos entre los miembros de ambos dojos siempre son un deleite, tanto en cuanto al entretenimiento como a la parte visual, donde una cámara dinámica va siguiendo a los distintos protagonistas.

Puede ser que las actuaciones no siempre sean de lo mejor y haya algunas interpretaciones más flojas que otras, que por momentos la trama se vuelva predecible y que a veces se pierda un poco la credibilidad por las decisiones que toman, pero «Cobra Kai» llegó al punto en que su público la quiere por estos personajes entrañables de los que hablamos, por presentar todo con una épica impactante, por su nostalgia y, justamente, porque recae en situaciones poco verosímiles pero espectaculares.

Si bien el final de temporada nos podría haber dado una buena conclusión para «Cobra Kai», estamos seguros de que tenemos historia para rato. Incluso, y a pesar de que no tenga nada que ver con la serie, se anunció que habrá una nueva película de «Karate Kid» que contará con la participación de Ralph Macchio. Una franquicia que pegó en su momento y que revivió hace unos años para permanecer un buen tiempo a flote. Esperamos que la serie nos siga maravillando y entreteniéndonos más, aunque no estaría mal tampoco si ya va encontrando su línea de llegada.

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *