Crítica de “Ciclos” de Francisco Pedemonte (2018)

Con su estreno mundial llevado a cabo el año pasado en el BAFICI, llega a las salas comerciales “Ciclos”, el largometraje de Francisco Pedemonte, que busca retratar la figura de un adolescente deportista, que debe lidiar con las demandas de la práctica y las competencias y las vicisitudes propias de la edad. El elegido fue Ignacio Semeñuk, oriundo de Chacabuco, que se dedica al ciclismo de forma profesional. Un chico que, por elección propia, deja de lado ciertas actividades que sí realizan sus amigos para enfocarse en su pasión.

El documental utiliza, por un lado, material de archivo de noticieros, en los cuales se plasman entrevistas a Ignacio y a su madre, para contextualizar la vida del joven y los campeonatos en los cuales participa, para orientarnos en cuanto a la importancia de las distintas carreras para todos aquellos que nos encontramos fuera de este ambiente. Pero la mayor parte del film se centra en retratar los distintos momentos de la rutina de Ignacio, sus entrenamientos y las competencias a lo largo del país, con el objetivo de mostrar esta “doble vida” que tiene que llevar un chico que prioriza una actividad por sobre otras cosas. De todas formas, a pesar de tener que dejar algunas salidas de lado, el protagonista busca encontrar sus tiempos para compartir con amigos y disfrutar como alguien de su edad.

Hacia el final del film se incorpora también la figura de otro chico apellidado Sánchez, con entrevistas e imágenes de sus entrenamientos y competencias, que al principio sacan un poco el foco del protagonista, pero después nos damos cuenta de que, en realidad, se trae a colación su participación porque será quien enfrente a Ignacio en un torneo de vital importancia para su carrera y que definirá el futuro del joven.

La película realza también la importancia del paisaje dentro de la historia, sobre todo durante los entrenamientos a lo largo de las rutas desoladas o los constantes viajes hacia el interior del país para realizar las distintas competencias. La banda sonora acompaña a estos panoramas de una manera acorde.

En síntesis, “Ciclos” es un documental con una interesante mirada sobre el retrato de un joven deportista, eligiendo algo novedoso como el ciclismo y no yendo al clásico y trillado ejercicio del fútbol. Un enfoque observacional hacia los entrenamientos y las competencias, a través de los gestos y movimientos del protagonista, más que apelando al diálogo donde se pueden poner en palabras dichos sentimientos. Un relato sobre la combinación entre las cuestiones propias de la edad adolescente y las pasiones que requieren un sacrificio particular.

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *