Crítica de «En La Mira» de Ricardo Hornos y Carlos B. Gil (2022)

Alex es un empleado de un call center que tiene un talento natural para lidiar con la gente y sus problemas. Sin embargo, un día todo cambia. Antes de que termine su turno, atiende una llamada de Figueroa Mont, un cliente enojado que le advierte que lo está observando a través de una mira telescópica adosada a un rifle de alta precisión y que si no le soluciona el inconveniente le va a volar la cabeza. Es así como empezará una carrera contra el reloj, donde deberá darle de baja al servicio de telefonía antes de que sea demasiado tarde.

«En La Mira» aprovecha su ritmo punzante, su acotada locación y sus pocos personajes para generar un clima de tensión constante que nos mantiene atrapados desde el inicio hasta el final. El protagonista está en peligro en todo momento y cada giro resulta ser impredecible. También existen algunos instantes más graciosos para descontracturar un poco el ambiente con gags efectivos.

De todas maneras, a pesar de comenzar de buena manera y mantenerse interesante e intrigante en su desarrollo, la resolución nos deja con un sabor un poco amargo. Sin adelantar demasiado, el cierre parece medio sacado de la galera, generando una sorpresa porque no vemos venir al culpable pero no un impacto profundo porque su justificación es bastante vaga.

La película logra realizar una crítica a los servicios que se brindan en el país y a los tratos que reciben tanto los empleados como los clientes. El espectador seguramente se podrá sentir identificado con el cliente enojado y con las dificultades que podemos tener al querer dar de baja un servicio o que nos resuelvan las consultas.

Nicolás Francella se encuentra muy bien en su rol protagónico. Sus reacciones son creíbles y hace un esfuerzo físico e interpretativo para ponerse en la piel de su personaje. Logra transmitir desesperación, miedo y lucidez para resolver el problema de manera rápida y creativa. Emilia Attias y Paula Reca acompañan de buena manera aunque no tienen un desarrollo demasiado profundo ni extenso. Las conocemos solamente a través de sus interacciones con el protagonista.

En cuanto a los aspectos técnicos, la ambientación es bastante sencilla pero funcional a la trama, y la banda sonora llena de suspenso acompaña al clima de tensión.

Lejos de ser una historia original, porque la hemos visto anteriormente en varias películas, «En La Mira» logra brindarnos un film intrigante y atrapante gracias a utilizar un espacio acotado, un ritmo intrigante y realizar una crítica al uso de servicios con los que muchos podemos identificarnos. Sin embargo, hacia el final la cinta se va desinflando, proporcionándonos una resolución que no termina de redondear el buen trabajo que se venía realizando.

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Samantha Schuster

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *