Crítica de «Monster» de Anthony Mandler (2018)

Tres años después de su debut en el Festival de Sundance en 2018, llegó este viernes a Netflix la película «Monster», un drama judicial que se destaca por su crítica social y su poética visual.

Basada en la novela homónima escrita por Walter Dean Myers, «Monster» se centra en Steve Harmon, un joven de 17 años acusado de haber participado en el robo de una tienda, donde el dueño terminó asesinado. Es así, como se llevará a cabo un juicio que determinará su inocencia o culpabilidad, mientras el protagonista repasa su vida anterior y cómo llegó hasta donde está ahora.

Con una voz en off que por momentos resulta invasiva, el protagonista cuenta su historia como si de una película se tratara, su máxima pasión, alternando ese presente en la cárcel donde espera su veredicto, y su pasado, donde estudiaba en la secundaria y pasaba sus días retratando a sus amigos, paisajes y su barrio en busca de una trama interesante para contar.

La película aborda de una manera atractiva el tema de los prejuicios sociales, como también plantea la importancia de los distintos puntos de vista que existen para contar la realidad. Hay tantas verdades como personas implicadas. De todas maneras, como drama judicial no aporta nada novedoso, sino que es bastante convencional, como tantos otros que pudimos ver anteriormente.

Kevin Harrison Jr. es el encargado de ponerse en la piel de Steve, con una gran sensibilidad y carisma. El joven intenta probar su inocencia a través de una mirada honesta y emotiva. El resto del elenco se encuentra muy bien en sus papeles. Entre ellos tenemos algunas caras conocidas, como Jennifer Hudson y Jeffrey Wright como los padres de Steve, o John David Washington como uno de los implicados en el robo.

Los aspectos técnicos están logrados y acompañan de buena manera a la historia. En ciertos pasajes le aportan una pincelada de poesía, sobre todo en aquellos en los que Steve se detiene a retratar algunos momentos a través de su cámara.

En síntesis, «Monster» logra realizar una crítica a los prejuicios que existen en la sociedad, como también nos permite reflexionar acerca de la verdad y la realidad en la que vivimos. Esto se ve elevado por la sensibilidad y honestidad con la que se presentan sus personajes y la poética visual impregnada en ciertos instantes. No obstante, como drama judicial no aporta nada novedoso que otros films no nos hayan mostrado previamente.

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *