Crítica de «Pollitos en fuga: El origen de los nuggets» de Sam Fell (2023)

En el año 2000 se estrenó «Chicken Run» («Pollitos en fuga» como se conoció en Latinoamérica), la primera película del estudio de animación Aardman, la cual a partir del estilo stop-motion contaba la historia de un grupo de gallinas que quería escaparse de la espantosa granja donde estaban sometidas y la mayoría de ellas tendría un final trágico. Un film que tuvo muy buena aceptación por parte de la audiencia y de los críticos y que 23 años después lanzó su secuela en Netflix.

Hace unos días llegó a la plataforma «Chicken Run: The Dawn of the Nuggets» («Pollitos en fuga: El origen de los Nuggets»), una película que si bien no llega a superar a su antecesora que fue sumamente original, divertida y crítica, logra estar a la altura con una nueva aventura entretenida y familiar.

«Pollitos en fuga: El origen de los Nuggets» nos cuenta rápidamente lo sucedido en el film anterior (un buen detalle tanto para aquellos que llevan 20 años sin verlo y pudieron haberse olvidado un poco la trama, o para que quienes no lo vieron nunca puedan sumergirse en la secuela sin quedar colgados o desorientados) para luego mostrarnos la actualidad de las gallinas. Después de haber logrado escapar de la granja donde estaban cautivas, ahora viven en una isla tranquila y lejos de los problemas. Ginger y Rocky tuvieron a una pequeña hija, Molly, que lleva la sangre aventurera de su madre, a pesar de todos los intentos de sus padres por mantenerla a salvo en su hogar. Cuando descubren que en tierra firme instalaron una fábrica de nuggets, Ginger les ordena a las demás gallinas mantener un bajo perfil para pasar desapercibidas. Sin embargo, su hija buscará la manera de escaparse y llegar a ese lugar que les promete felicidad. Es así como Ginger, Rocky, y sus amigos crearán un plan para rescatarla.

La cinta nos ofrece una aventura divertida tanto para chicos como para grandes. Tenemos muchos momentos de tensión donde las gallinas van a estar en apuros, pero también instantes de humor con chistes atinados y situaciones entretenidas. Los guionistas dotaron a los personajes de un carácter mucho más feroz, potente y vengativo que les va a dar la fuerza suficiente de enfrentarse a cada obstáculo que se les presenta.

La mayoría de los actores que aportaron su voz para la película del 2000 no volvieron en esta oportunidad por diferentes razones, salvo Imelda Stauton, Jane Horrocks y Lynn Ferguson que repitieron su rol de las gallinas y Miranda Richardson como la malvada Melisha Tweedy. Es así como nos encontramos con un cast distinto pero con bastantes nombres conocidos como Zachary Levi, Thandiwe Newton, Bella Ramsey, David Bradley, entre otros. Todos se encuentran muy bien en sus roles, aportando la personalidad correspondiente de sus personajes. Levi, el único norteamericano, le impregna la irreverencia y soberbia a Rocky; Newton como Ginger comienza siendo un poco más cautelosa por haberse convertido en madre pero luego recuerda la rebeldía que la caracterizó en la cinta anterior; Ramsey tiene la frescura e inocencia de Molly; y Bradley le ofrece sabiduría a Fowler, el gallo más viejo del lugar. Los secundarios también son muy elocuentes y le dan la gracia necesaria al film.

La calidad de la animación sigue intacta, tanto para recrear a los míticos personajes del film anterior como para ofrecernos nuevos ambientes sobre los cuales situar la historia. Ya no tenemos la granja como escenario, sino una isla y la nueva fábrica de nuggets. Vale recordar que todo está hecho con stop-motion, una técnica totalmente artesanal y compleja que le otorga un valor agregado y eleva el largometraje.

Además de entretenernos, la película busca realizar algunas críticas y dejar mensajes bastante marcados en cuanto a la libertad, la comunidad, el luchar por nuestros seres queridos y deseos, los vínculos familiares, el crecimiento, entre otras cuestiones, que podrá identificar al público de distintas edades.

En síntesis, «Pollitos en fuga: El origen de los Nuggets» es una película divertida que recupera los personajes del film anterior y le da mayor importancia a otros para ofrecernos una nueva aventura para chicos y grandes. Con la misma calidad de animación, buenos chistes y un gran elenco de voces puede que este film no supere a su antecesor pero sin dudas está a la altura de una buena historia.

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *