Crítica de «The Boys in the Boat» de George Clooney (2023)

Basada en el libro homónimo escrito por Daniel James Brown en 2013, a fines del año pasado Amazon Prime Video sumó a su catálogo «The Boys in the Boat», la nueva película realizada por George Clooney, cuyos proyectos como director fueron «The Tender Bar», «The Midnight Sky» y «Suburbicon», entre otros.

La misma se centra en Joe Rantz (Callum Turner), un joven estudiante de ingeniería de la Universidad de Washington que vive en un auto, se alimenta a base de latas y le está costando pagar sus estudios. Sin embargo conseguir trabajo tampoco es una tarea fácil, estamos en 1936 en Estados Unidos en medio de la Gran Depresión. Pero un compañero que está en una situación bastante similar a la de él lo incentiva a anotarse juntos al equipo de remo de la universidad, que les propicia dinero como si fuera un empleo y un lugar donde dormir. Es así como va a comenzar un nuevo camino bajo la mirada de su duro entrenador Al Ulbrickson (Joel Edgerton) para tratar de conseguir la medalla dorada de los próximos Juegos Olímpicos.

La película nos trasporta directamente a la década de los ’30 a través de un gran trabajo de ambientación, vestuario, maquillaje y banda sonora, que nos prepara el escenario perfecto para enmarcar este drama deportivo sobre la perseverancia, la superación, el esfuerzo, la camaradería, los sueños, el buscar un futuro mejor, entre otras cuestiones. El tono del film es bastante optimista y emotivo, a pesar de presentar, como en la mayoría de las historias de este estilo, obstáculos que va a tener que sortear el protagonista para seguir adelante. Pero los mensajes que nos transmite son bastante alentadores y nos dejan una buena sensación una vez finalizada la cinta.

Estos altibajos que va teniendo el protagonista hace que por momentos «The Boys in the Boat» pueda caer en lugares comunes o en convencionalidades de estas historias donde prima el esfuerzo a pesar de las dificultades y donde parece que el personaje principal está a punto de abandonarlo todo antes de dar el último empujón para lograr su objetivo.

Tal vez la cinta se pueda sentir un poco larga en algunos instantes, pero siempre mantiene la coherencia y el objetivo narrativo: nos busca contar cómo se preparó el equipo de la Universidad de Washington para conseguir la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936 (bajo la atenta mirada de Adolf Hitler) y el proceso para llegar a ese punto fue tan arduo como trabajoso. Probablemente si hubieran querido hacer una trama más dinámica y menos repetitiva hubiera parecido una hazaña demasiado fácil para lo contendientes.

El elenco se encuentra muy bien en sus roles, adaptándose a la forma de ser y comportarse de la época, donde había bastante respeto alrededor y nada se tomaba por sentado. Callum Turner («Animales Fantásticos», «Masters of the Air») hace un buen trabajo para componer a un joven sin nada que perder pero que lucha para salir de una situación de angustia y desesperanza, como también Joel Edgerton («The Gift») como el duro entrenador, que supo ver tiempos mejores y ahora tiene que entrenar a un equipo con talento pero que no sabe si tiene lo necesario para estar a la altura de los próximos desafíos. Los personajes secundarios no tienen demasiado desarrollo, conocemos lo justo y necesario para saber que todos están pasando para alguna situación de desamparo y que ven en el equipo una salvación. De todas maneras, van construyendo una unión especial que va a hacer que cada personaje pueda transformarse y mejorar.

En síntesis, «The Boys in the Boat» es un drama deportivo emotivo y optimista, que nos cuenta una historia de superación, unión y perseverancia que puede caer en algunas convencionalidades pero que se sostiene gracias al trabajo de ambientación, las interpretaciones de su elenco y esa frescura y entusiasmo que nos transmite. 

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *