Crítica de «Together Together» de Nikole Beckwith (2021)

Anna decide subrogar su vientre para conseguir dinero para poder terminar su carrera universitaria. Con esta decisión cumplirá el sueño de Matt, un diseñador de apps de mediana edad, de tener un bebé. Sin embargo, el deseo y entusiasmo de Matt de querer formar parte de la vida de su hijo desde el inicio los forzará a compartir más tiempo juntos y hasta empezar a forjar una amistad.

«Together Together» es una película que viene a abordar un tema actual e importante no tan tratado en la industria cinematográfica desde un costado todavía menos profundizado, como el deseo de un hombre de convertirse en padre soltero. En este sentido nos ofrece una historia intimista, sensible y honesta, que no cae en estereotipos ni lugares comunes, sino que logra plasmar el mundo que nos rodea de una buena manera.

La directora, que además es la encargada de escribir el guion, nos propone una historia desde una mirada masculina, mostrando todos los miedos, obstáculos, prejuicios y estereotipos que tiene que derribar o superar el protagonista para lograr su objetivo. Tal vez uno está más acostumbrado a encontrarse con una pareja en este tipo de situaciones, por eso está bueno que se haya realizado este abordaje menos usual, pero igual de recurrente en la vida real. Además, también nos presenta el punto de vida de la madre gestante, sus inseguridades y sus deseos. En ninguno de los dos casos se juzga a los personajes por sus decisiones, sino que se los muestra tal como son.

En varias oportunidades los protagonistas tienen lugar para ahondar en sus sentimientos más profundos, a través de diálogos honestos y reflexivos, que también muestran una especie de crítica a la sociedad y la manera de comportarse frente a estar decisiones, mientras que otros instantes son más cómicos para descontracturar un poco.

Existe una muy buena química entre Ed Helms, quien interpreta a Matt, y Patti Harrison, que hace de Anne, que se observa sobre todo en estos diálogos a corazón abierto y en las discusiones por los diferentes puntos de vista que presentan que resultan ser muy divertidas. A pesar de la diferencia de edad (que parece menos de la que plasman en la película), logran amalgamarse de una buena manera. También funcionan bien por separado. Helms nos ofrece una mezcla de esa comedia a la que nos tiene acostumbrados, aunque un poco más contenido, con una ternura que le sienta muy bien; mientras que Harrison es muy ocurrente y fresca. A pesar de su poco desarrollo, algunos personajes secundarios también son muy divertidos y le aportan un tono más irónico e hilarante al relato.

En síntesis, «Together Together» es una historia muy linda que plasma el deseo de un hombre de convertirse en padre soltero, el tema del alquiler de vientre, y los prejuicios que existen alrededor de esta cuestión. A partir de diálogos honestos y sensibles, una buena construcción de personajes libre de estereotipos y una más que atinada interpretación de su elenco, la película se convierte en una feel good movie que nos deja una muy buena sensación una vez finalizada.

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *