¿Qué fue Watergate?

Hoy se estrena “El Informante”, una película basada en hechos reales que sigue a Mark Felt (Liam Neeson), un agente del FBI, más conocido como “Garganta Profunda”, quien se convirtió en una fuente anónima para los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein, ayudándolos en la investigación que los llevó al escándalo de Watergate en 1974, que terminó con la presidencia de Richard Nixon.

Ahora bien, ¿qué fue concretamente Watergate y por qué un Presidente de los Estados Unidos tuvo que dimitir su cargo? Se lo contamos a continuación:

Todo comenzó cuando cinco hombres fueron detenidos al intentar espiar las oficinas del Comité Nacional del Partido Demócrata en el edificio Watergate de Washington. Esta noticia llamó la atención de dos anónimos y jóvenes periodistas del diario The Washington Post llamados Bob Woodward y Carl Bernstein, quienes decidieron investigar más profundamente la cuestión.

Es así como descubrieron que los cinco detenidos no eran hombres ajenos a la política, sino por el contrario, eran personalidades cercanas al poder, y, sobre todo, a personas del círculo de Nixon, quienes solían resolverle los problemas más complejos. Ejemplo de ello fue James W. McCord Jr., consejero de seguridad de la CIA y coordinador de seguridad del Comité para la Reelección del Presidente en la campaña. Estos fueron conocidos luego como «Los hombres del presidente» (posteriormente los periodistas sacarían un libro titulado «Todos los hombres del presidente» en 1974, con una adaptación a la pantalla grande en 1976).

Bernstein y Woodward visitaban, luego del cierre del diario, a los empleados del Comité para la Reelección del Presidente en sus casas para obtener información de primera mano, pero la fuente principal de la investigación fue un hombre conocido como «Garganta Profunda», apodo que aludía a la primera película pornográfica que pudo estrenarse en Estados Unidos, gracias a un permiso del propio Nixon.

Durante más de 30 años se mantuvo anónima la identidad de este sujeto, que posteriormente sería revelado como Mark Felt, un agente del FBI. En ese entonces ocupaba un puesto en la administración y la información que tenía la proporcionaba de una forma muy oculta. Se relacionaba con Woodward a través de señales para reunirse, como plantar una bandera roja en un balcón, y se encontraban de madrugada en un estacionamiento de Washington, luego de cambiar varias veces el camino hasta llegar a destino. Si bien no reveló información nueva, sí sirvió para constatar los datos que tenían de antemano los periodistas. Y además los orientaba sobre hacia dónde tenían que encaminarse.

Al comenzar a publicar noticias cada vez más candentes (como que el jefe de campaña de Nixon, John Mitchell, que renunció a su puesto controlaba un fondo secreto para investigar a los demócratas), The Washington Post empezó a tener cada vez más enemigos y problemas para poder financiarse.

De todas maneras, y a pesar de esta investigación, Nixon ganó la reelección presidencial. Igualmente el diario continuó con su labor, ya que nadie había refutado la información obtenida. Otros medios se sumaron a esta cruzada luego del juicio a los asaltantes del Watergate, debido a que salieron a decir que habían sido presionados para declararse culpables y ocultar la verdad.

El Senado inició una comisión de investigación, presionando a Nixon a forzar a dimitir a algunas personas de su círculo cercano, quienes luego de esta presunta traición, buscaron a los periodistas para darles detalles claves acerca de lo sucedido. Sin otro remedio, el 8 de agosto de 1974 Richard Nixon renunció a su cargo.

El caso Watergate fue importante, no solo porque sacó a la luz la corrupción política en Estados Unidos, sino porque fue gracias al periodismo de investigación que se pudo desentramar esta compleja situación. Quedó demostrado que efectivamente es el cuarto poder.

Y este caso se podrá ver en los cines con “El Informante” que se estrena a partir de hoy en todas las salas.

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *