«¿Quién mató a Sara?», un atrapante thriller mexicano

Una de las últimas novedades en materia de series en Netflix es «¿Quién mató a Sara?», una producción mexicana cuya primera temporada cuenta con 10 capítulos y tiene una segunda entrega confirmada que se estrenará el 19 de mayo por la plataforma.

«¿Quién mató a Sara?» se centra en Álex Guzmán, quien a los 18 años fue condenado por la muerte de su hermana, a pesar de no haber cometido aquel asesinato. Tiempo después, una vez salido de la cárcel, buscará vengarse de la poderosa familia que lo inculpó y que él cree que estuvo detrás de este suceso.

La serie mexicana se puede dividir en dos partes. Por un lado nos ofrece una historia intrigante, llena de giros narrativos que no harán otra cosa que aumentar el interés del espectador por querer saber qué más hay detrás de aquella poderosa familia. Poco a poco va sacando las capas que ocultan temas como la trata de personas, la falta de aceptación familiar, la homofobia, la corrupción, la mafia, la impunidad, entre otras cuestiones. Además, su clima de tensión constante, sus sobresaltos y sorpresivas revelaciones ayudan a construir este atractivo relato.

Pero también existen varias cuestiones que no terminan de redondear a la serie como un producto totalmente perfecto. Algunas historias personales se vuelven un tanto dramáticas, que termina pareciendo más un culebrón que un thriller, algo que no es del todo necesario. De todas formas, sí se le otorga el tiempo suficiente a cada personaje para desarrollar su subtrama. Tenemos un elenco coral bastante extenso y cada uno de sus integrantes tiene una historia que contar, sin opacar la de los demás. Los actores hacen un buen trabajo para componer a sus personajes. Todos se encuentran creíbles, y si bien también por momentos podemos notar el exceso de drama en la interpretación, va acorde con el guion propuesto.

Tampoco se pueden explicar algunas cosas como las habilidades que presenta el protagonista, quien de joven no se mostraba tan ligado a la tecnología y luego de 18 años en la cárcel adquiere conocimientos en computación a un nivel extremo cuasi hacker sin justificación alguna.

El final de temporada logra acercarse a la revelación de quién podría ser el culpable, aunque nos termina dejando más interrogantes que respuestas, abriendo camino a esta segunda temporada que ya está confirmada y que podremos ver el mes que viene.

Sin dudas si hay algo que sabe hacer «¿Quién mató a Sara?» es construir una historia atrapante e intrigante, donde cada personaje es sospechoso y tiene algo que esconder y que a medida que nos vamos acercando al meollo de la cuestión van apareciendo cada vez más sorpresas. Tal vez se la podría haber hecho menos dramática o pomposa para que resultara más efectiva, pero si se busca una serie que cautive al espectador, esta seguramente sea una buena opción.

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *