Un poco de historia, la Primera Guerra Mundial y la relación directa con el cineasta Sam Mendes

La Primera Guerra Mundial fue uno de los acontecimientos más crueles de toda la historia de la humanidad, incluso hasta el día de hoy aún no terminan de cicatrizar esas heridas.

Fue una confrontación bélica centrada en Europa que empezó el 28 de julio de 1914 y finalizó el 11 de noviembre de 1918, cuando Alemania y países aliados aceptaron firmar un acuerdo para dejar de combatir. El enfrentamiento fue a escala mundial, por eso también fue llamada la Gran Guerra, y fue uno de los conflictos más fatales de la historia universal. Un choque que se produjo por tierra, aire y mar, con más de 70 millones de militares, de los cuales 60 millones eran europeos. Se movilizaron y combatieron, dejando más de 8 millones de víctimas militares y 6,6 millones de víctimas civiles, convirtiéndose así en una de las colisiones más letales que se conocen.

Con el estreno de «1917» este evento se vuelve a traer en escena: dos soldados británicos son enviados, a través de un campo de batalla, para llevar un mensaje que puede salvar la vida de 1.600 integrantes del regimiento de Devonshire durante la batalla de Passchendaele.

Pero parar entender ¿por qué? Haremos un repaso de la Primera Guerra Mundial.

Tuvo lugar en el continente europeo entre los años 1914 y 1918 enfrentándose dos grandes bandos: La triple entente, formada principalmente por Francia, Rusia y Gran Bretaña (luego se sumaron aliados como los Estados Unidos), y la triple alianza, formada por Alemania y el Imperio Austrohúngaro. Más tarde se sumaron aliados como el Imperio Otomano y Bulgaria.

Según la historia, el problema se produce cuando el duque del Imperio Austrohúngaro y su esposa son asesinados por parte de Serbia. Este asesinato desata una crisis diplomática en la que intervienen diversas alianzas internacionales que fueron produciéndose a lo largo de los años anteriores a la guerra. Este hecho sobre el heredero al trono de Austria-Hungría, por parte de un nacionalista serbio-bosnio durante su visita a Sarajevo, llevó a que Austria-Hungría culpara a Serbia por el ataque. A su vez, Rusia respaldó a su aliado, Serbia. Cuando Austria-Hungría le declaró la guerra a Serbia un mes después, sus aliados intervinieron y el continente entró en guerra. Pronto se expandió al resto del mundo y afectó a las colonias y a los países aliados de África, Asia, Oriente Medio y Australia.

En 1917, los Estados Unidos entraron en la guerra tras un largo período de no intervención. Entonces, el escenario principal de la guerra, el Frente Occidental en Luxemburgo, Países Bajos, Bélgica y Francia, fue el emplazamiento de un bloqueo letal. Un enfrentamiento armado de escala mundial en el que participaron los países de mayor desarrollo, las grandes potencias industriales y militares de Europa, a los que después se sumarían los países colonizados de África y, posteriormente, Estados Unidos, entre otros.

La Primera Guerra Mundial tuvo diversas causas, pero sus raíces se encuentran en una compleja red de alianzas entre las potencias europeas. En esencia, fue la desconfianza y la militarización de la informal «Triple Entente» (Gran Bretaña, Francia y Rusia) y la secreta «Triple Alianza» (Alemania, el Imperio Austrohúngaro e Italia). Un conflicto originado por rivalidades de orden económico, poder político y nacionalismo. Se fue gestando un nacionalismo que impulsó a los ciudadanos a luchar por su país y defender su territorio como si fuese el más importante sobre los demás. Este nacionalismo estuvo muy marcado y propició las rivalidades entre los habitantes de diferentes países.

En consecuencia, todo esto dejó una gran devastación demográfica y social, así como también una fuerte crisis económica. Desaparecieron cuatro imperios que fueron el alemán, el ruso, el austrohúngaro y el otomano, y se formaron nuevos países, lo que modificó la demografía de Europa central.

Finalmente, tras varias derrotas y debilitamiento de las fuerzas militares alemanas, sumado a la revolución que vivía su país, se solicitó un armisticio (acuerdo) el día 11 de noviembre del año 1918. Allí asumió la derrota y se dio por finalizada la anteriormente llamada Gran Guerra.

El Tratado de Versalles es el tratado de paz firmado el 28 de junio de 1919 entre los Países Aliados y Alemania en el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles que puso fin oficialmente a la Primera Guerra Mundial. En este documento se declaraba como culpable y principal responsable de los daños ocasionados por la guerra a Alemania, de allí que le fueron impuestas importantes sanciones que afectaron su política, economía y espacio territorial. Como desenlace, hubo un gran descontento por parte del pueblo alemán en cuanto a las sanciones impuestas, que años más tarde fueron un importante detonante de la Segunda Guerra Mundial.

A lo largo del tiempo, de este suceso desprendieron infinidad de historias de vida entrono a la guerra tanto de amor, valentía o superación, sin dejar de lado las tragedias como consecuencia de tanta violencia creando lugar para la reflexión.

Hoy el séptimo arte nos presenta un relato bélico que nos lleva a meditar y observar tal aberración, más bien nos ofrece un cuestionamiento y una crítica reflexiva sobre los aspectos más destructivos de la guerra. En este sentido, se podría afirmar, que por lo general el cine sobre la guerra se nos presentó y se nos presenta como una aguda mirada.

Sam Mendes, el director del film, contó que los hechos narrados en la película están basados en un relato que escuchó de niño de su abuelo, Alfred Mendes, quien nació en la isla caribeña de Trinidad y Tobago, se mudó a Reino Unido y se unió al ejército británico que luchó en el norte de Francia. Esto lo impulsó a querer hacer esta producción.

Algunos periodistas han señalado que Blake (soldado), uno de los personajes principales, podría estar inspirado en el abuelo de Mendes, quien escribió un libro de memorias en el que describía su participación en la Primera Guerra Mundial.

«Tenía una historia que era un fragmento que me contó mi abuelo, quien luchó en la Primera Guerra. Es la historia de un mensajero que tiene un recado que llevar. Y eso es todo lo que puedo decir», remarcó el director.

«Esta historia o este fragmento se quedó conmigo y obviamente lo he ampliado y cambiado significativamente, pero tiene eso en su núcleo. La historia de mi abuelo no era para nada romántica. No era sobre heroísmo o valentía, sino sobre si un soldado tenía la suerte o no de sobrevivir a la guerra”, dijo Mendes.

Noelia Giacometto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *