Uruguay, el Oscar que no fue

Si bien Italia y Francia son las naciones con mayor cantidad de nominaciones y galardones al Oscar a Mejor Película de Habla No Inglesa, una gran variedad de países estuvieron, al menos una vez, ternados con sus films. Sin embargo, con Uruguay ocurrió un suceso muy extraño. Fue el único que fue descalificado en la historia de los premios.

En 1993, la película “Un Lugar en el Mundo” fue seleccionada para competir con otras cintas por el premio Oscar a la Mejor Película Extranjera, representando a Uruguay. ¿El problema? Que este film fue realizado por Adolfo Aristarain, un director argentino.

“Un Lugar en el Mundo”, protagonizada por Federico Luppi, José Sacristán y Cecilia Roth, cuenta la historia de Ernesto, un hombre que hace un viaje a la provincia argentina de San Luis, a un remoto pueblo en un valle puntano, para recordar su infancia y las circunstancias que han determinado su vida: sus padres se habían exiliado voluntariamente de Buenos Aires para vivir en una comunidad campesina. La llegada de un geólogo español, contratado por el cacique local para buscar petróleo, representa una amenaza para la forma de vida de los campesinos.

La película significó un éxito tanto por parte del público como de la crítica, e incluso ganó la Concha de Oro en San Sebastián. Es por eso que Aristarain tenía la esperanza de que su film fuera elegido para representar al país en los Oscar. Pero para ello, la cinta tenía que ser elegida por el Instituto Nacional de Cinematografía, quien votó por “El lado oscuro del corazón” de Eliseo Subiela, una historia que podía ser más competitiva en Hollywood.

Pero el realizador no se quedó con los brazos cruzados y le ofreció la película al comité uruguayo. Si bien las reglas de la Academia dicen que el largometraje debe ser dirigido, escrito y producido por el país representante, Aristarain la quiso presentar por el hecho de que su mujer, oriunda del país vecino, había sido la diseñadora de vestuario y la co-guionista.

Es así como el 17 de febrero de 1993 “Un Lugar en el Mundo” fue elegida en cuarto lugar para representar a Uruguay en los Oscar. Sin embargo, rápidamente se dio a conocer que el film no había sido íntegramente realizado en dicho país y la Academia pidió precisiones sobre el carácter uruguayo. Pero el director no pudo sobrepasar las reglas establecidas y fue entonces que su película fue la primera en ser descalificada, por ser argentina.

Ni antes, ni después Uruguay tuvo otro film representante en los premios. Un Oscar que podría haber sido, pero que no fue, porque iba contra las reglas de la Academia y, porque en el fondo, no era una cinta característica de aquel país.

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *