25º BAFICI: «Riverboom» de Claude Baechtold (2024)

Claude Baechtold es un joven que hace poco perdió a sus padres en un accidente automovilístico. Consumido por la tristeza y el no saber cómo seguir adelante, es convocado por Serge Michel, periodista y amigo, para realizar un viaje hacia Afganistán para retratar la zona de guerra en 2002, a poco tiempo que el ejército estadounidense se hiciera presente en aquel país. A ellos se le suma Paolo Woods, un fotógrafo que realiza retratos en blanco y negro. Juntos emprenderán un peligroso viaje hacia el interior de la guerra, pero que se convertirá en un camino de expiación y superación para el director y protagonista de este film.

«Riverboom» funciona en varios niveles. Por un lado es un documental valioso, atractivo, interesante e importante que toma a los videos e imágenes fotográficas realizadas en Afganistán en 2002 como punto de partida para contarnos las peripecias de este trío particular que se mete en el centro de un conflicto bélico para retratar periodísticamente lo que ahí sucedía, no solo para la revista francesa para la cual trabajaban, sino también para el mundo entero, ya que consiguieron entrar a lugares donde nadie había llegado y entablar conversaciones con personalidades locales fundamentales pero a la vez muy peligrosas.

Es así como desde el inicio el director nos va a marcar un tono irreverente, divertido y dinámico, para nada serio ni solemne a pesar de presentar un tema dramático, para contarnos un repaso bastante sencillo y llano sobre el conflicto en el lugar, con la invasión rusa primero, la guerra entre dos facciones locales y la posterior llegada de los estadounidenses luego de la caída de las Torres Gemelas. Además lo explican de una manera bastante didáctica con mapas, imágenes de las figuras importantes y recursos visuales que hacen amena la temática.

En un segundo nivel se pone en valor el vínculo que van forjando los protagonistas, como si se tratara de una buddy movie, donde al principio no se llevan muy bien pero las distintas circunstancias los van llevando a construir una amistad inquebrantable, ya que se embarcan en un viaje prácticamente suicida en busca de la verdad, poniéndose en peligro en más de una oportunidad y llegando a meterse en lugares poco recomendados pero siempre saliendo ilesos. En esos instantes nos invade un clima de tensión porque empatizamos con estas personas y sufrimos con lo que puede llegar a suceder.

Como decíamos, el director toma los archivos de 2002 para construir el film, por lo que le agrega a este material de base una narración en off para presentar a cada uno de los personajes, contar parte de la historia de Afganistán y transmitir los pensamientos/sentimientos de los protagonistas en los momentos más relevantes. Este recurso no se vuelve ni molesto ni monótono, sino por el contrario es un buen y divertido hilo conductor.

Y por último, la cinta es una especie de canalizador interno para el director, ya que le sirve como una forma de transitar el duelo de sus padres. Comienza este viaje con miedo, pero con la sensación de que ya no le queda nada que perder, y vuelve renovado y con más ganas de vivir por haberse enfrentado al peligro y haber sobrevivido. Uno de los grandes mensajes del film es mostrarnos cómo experiencias fuertes pueden movilizarnos y transformarnos.

En síntesis, «Riverboom» nos conquista por donde lo miremos. Funciona como una road movie que nos acerca a un conflicto bélico de una manera dinámica, atrapante y tensionante. Funciona como una buddy movie donde sus protagonistas construyen y afianzan una amistad. Y funciona como un viaje interno y espiritual que permite transitar un duelo trágico y repentino. Un documental didáctico, interesante y que nos deja con ganas de más.

«Riverboom» forma parte de la Competencia Internacional del 25º BAFICI y se puede ver el viernes 19 a las 19.25 hs en el Cinépolis Houssay (Sala 4), el sábado 20 a las 13 hs en el Cinépolis Houssay (Sala 4) o el martes 23 a las 14.30 hs en Cacodelphia (Sala 2).

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *