«Abbott Elementary», una comedia que reivindica la educación pública

Probablemente conozcan «Abbott Elementary» porque este año se llevó varios galardones en los Emmy. Es de esas series que empieza a ganar en distintas categorías y no tenemos idea si se lo merece porque no la tenemos demasiado presente en nuestro país. Sin embargo, luego llegó a Star+ con su primera temporada (que consta de 13 episodios de media hora) y afuera ya se están estrenando los episodios de su segunda entrega (22 en total) por ABC, así que tuvimos la posibilidad de acceder a su historia.

«Abbott Elementary» es una comedia que sigue a un grupo de profesores de una escuela pública de Filadelfia, Estados Unidos, y a su directora en su día a día mientras intentan sobrevivir con los pocos recursos que reciben. Pese a todos los obstáculos que deben atravesar, su ingenio y vocación les permitirán seguir adelante y brindarles a sus alumnos las herramientas para prepararse para su futuro.

La serie tiene un estilo bastante parecido a «The Office», simplemente cambiando el escenario de oficina a escuela. Eso se debe a que seguimos el día a día de los profesores mientras tienen que lidiar con muchos inconvenientes que provienen de la falta de recursos económicos y de las ideas alocadas de una directora que no está a la altura del puesto que tiene que ocupar. Además, están siendo filmados por un equipo y también hacen comentarios frente a la cámara o reaccionan a diálogos de otros personajes, rompiendo la cuarta pared e involucrándose con el público.

Por otro lado, a partir de un tono humorístico «Abbott Elementary» consigue ahondar en el sistema de educación pública norteamericana para realizar una crítica profunda hacia cómo se tienen que arreglar los maestros para enseñarles a los chicos porque el gobierno no les brinda las herramientas necesarias. Remarcan la importancia de la educación y de impulsar a los chicos para cambiar su futuro de los chicos sin importar de dónde provengan.

Los personajes son muy variados y cada uno tiene una personalidad bien marcada: la maestra ingenua y optimista que siempre va a mirar el vaso medio lleno de las distintas situaciones que se les presenta; el sabelotodo que nadie quiere escuchar; la profesora con más trayectoria y experiencia a la que todos admiran pero que tiene cierta crudeza para expresarse; el suplente que llega con otras intenciones; una maestra que tiene conexiones pesadas y todo lo consigue; y la directora que no tiene la capacidad para el puesto. También podemos encontrar ciertas similitudes con personajes de «The Office», pero de todas maneras resultan entrañables y graciosos. Al final de cuenta todos luchan por el mismo objetivo: el aprendizaje de sus alumnos.

El elenco es bastante diverso y carismático, y logra retratar de buena manera a sus personajes. Salvo alguna que otra cara conocida, la mayoría puede no estar en nuestro radar pero eso no impide que podamos empatizar con ellos. Tienen un buen timing para la comedia, ayudado por gags divertidos y graciosos y situaciones hilarantes que expondrán a los personajes a varios escenarios para que nos saquen más de una risa.

Si bien «Abbott Elementary» puede pecar de no ser demasiado original en su fórmula, porque nos remite en gran medida a «The Office», la serie es lo suficientemente divertida y simpática por sí misma para engancharnos. Además de profundizar en el sistema de educación pública, su humor es efectivo, sus personajes son entrañables y su elenco realiza un más que digno trabajo para que todo eso se luzca. Esperamos por esa segunda temporada en Star+ para seguir conociendo más sobre esta escuela y sus profesores.

Tráiler:

 

Samantha Schuster

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *