BARS XXIV: «No Salgas» de Gonzalo Giménez (2023)

Milagros es una joven que se encuentra deprimida y sin un rumbo muy claro en su vida. Su novio Juan decide emprender un viaje junto a una pareja amiga para que pueda descansar rodeada de la naturaleza, pensar y ver cómo seguir. Sin embargo, lo que parecía un plan atractivo se convierte en una pesadilla cuando unos enmascarados quieran entrar en la casa.

«No Salgas», la ópera prima de Gonzalo Giménez, se nutre de varias obras grandes del género como «Scream» o «Halloween» para llevar adelante esta historia que no solamente busca entretener o asustar al espectador sino mostrar una especie de expiación y camino de transformación de la protagonista, que está transitando un duelo y esta experiencia catártica significará un antes y un después en su vida.

Algunos de los elementos que toma de estos íconos del terror es la forma en la que se filma el acoso a los protagonistas, como también la similitud de los victimarios y su forma de atacar. De todas maneras se siente más como un homenaje que una copia. Lo mismo ocurre con este concepto de mezclar el terror, muy bien conseguido a través de un clima de tensión constante y algunos jumpscares en momentos donde uno no los espera, con instantes de comedia. Existen algunos personajes que sirven como comic relief en la historia, brindándonos algunas secuencias muy divertidas que permiten distendernos un poco, volviendo rápidamente al horror.

Encontramos algunos problemas técnicos en cuanto a la continuidad, la puesta de luces o el sonido, pero se nota el esfuerzo que hizo todo el equipo para llevar adelante este film en un contexto difícil y una industria a la que no es del todo fácil poder acceder con financiamiento u otro tipo de apoyo. Esto se compensa con algunas decisiones interesantes que propone el director, como el punto de vista que nos otorga en varias oportunidades, posando su cámara para que veamos lo mismo que los protagonistas, y otras formas de filmar la historia, como también el acompañamiento de una música de suspenso que genera el clima deseado. En otros instantes también se prioriza el sonido ambiente para escuchar otras cuestiones que van a generar miedo. El hecho de elegir una sola locación para situar la historia también es una decisión más que atinada, aprovechando cada recoveco de un gran predio para generar la sensación de aislamiento, la dificultad para salir y conseguir ayuda, y la soledad.

Las actuaciones son bastante disímiles, algunos se encuentran más logrados mientras otros no son tan creíbles o se sienten más acartonados en su rol. Sofía Romano consigue transmitirnos el dolor por el cual está transitando, como también la fuerza que saca para poder sobrevivir.

En síntesis, «No Salgas» es una película que puede tener sus fallas, más que nada porque se trata de una pequeña película hecha a pulmón, pero que toma varios elementos conocidos y los plasma en una historia atrapante, que mezcla de buena manera el terror con la comedia y con varias decisiones creativas e interesantes propuestas por su director.

«No Salgas» forma parte de la Competencia Argentina del BARS XXIV y se puede ver el lunes 27 de noviembre a las 18hs en el Multiplex Belgrano (Sala 4).

Puntaje:


 

 
Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *