Crítica de “Ataúd Blanco” de Daniel de la Vega (2016)

El cine de género no es algo tan explotado en nuestro país, pero podemos ver que cada vez más se hacen películas de este estilo. Ejemplo de ello es “Ataúd Blanco”, dirigida por Daniel de la Vega y protagonizada por Julieta Cardinali, Eleonora Wexler, Rafael Ferro, entre otros, que se estrena hoy.

Allí Virginia (Cardinali) hará lo imposible para rescatar a su pequeña hija que fue secuestrada en un pueblo aislado y deberá elegir entre la vida y la muerte para intentar salvarla. En el camino, tendrá que enfrentarse con distintas personas que buscarán cumplir el mismo objetivo que ella y con ciertas misiones que la harán pensar que hay cosas peores que la muerte.

Como dijimos, es difícil hacer cine de género en nuestro país, y más aún de terror. Será porque no tenemos un largo historial en este sentido o porque los presupuestos que se pueden llegar a obtener no son los mismos que nos imaginamos que tienen por ejemplo en Estados Unidos para hacer una película de terror con todos los efectos que conlleva.

Sin embargo, con “Ataúd Blanco” nos encontramos frente a una muy buena película de género. No solo la historia es algo original y espeluznante, sino que los efectos visuales están muy bien armados y utilizados.

Incluso hay que destacar el clima que genera la película, filmada íntegramente de día. En general, las películas de terror son más oscuras, suceden de noche, donde se crea un clima propicio para el miedo, la tensión, los sobresaltos. Pero es difícil poder generar estas sensaciones en un ambiente diurno, y “Ataúd Blanco” lo logra a la perfección.

Lo mismo ocurre con la locación. La película fue filmada en San Andrés de Giles, con escenarios aislados y desiertos, que aportan una calidad especial al argumento.

De esta manera, el espectador transitará por distintas emociones, como el miedo, la tensión, la sorpresa, el impacto, manteniéndose al filo del asiento en todo momento para ver cómo se suceden las distintas escenas y cómo será la resolución final.

Mención aparte para las actuaciones de Julieta Cardinali y Eleonora Wexler, quienes encarnan a dos madres distintas, pero capaces de realizar cualquier acción para poder salvar a su hija.

En síntesis, “Ataúd Blanco” es una muy buena propuesta de cine de género realizada en nuestro país, con buenas actuaciones, efectos muy logrados y una historia que impactará en el público. Con los climas propicios de una película de terror, la cinta de Daniel de la Vega cumple a la perfección con los objetivos de este género.

Puntaje: 4/5

Tráiler:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *