Crítica de “First they killed my father” de Angelina Jolie (2017)

La nueva película de Angelina Jolie retrata un período sombrío de la historia de Camboya, donde durante la Guerra con Vietnam los norteamericanos retiraron sus milicias y la Jemeres Roja, los revolucionarios que abogaban por un régimen comunista para el pueblo, se hicieron cargo de la situación, imponiendo una especie de totalitarismo (calidad de vida precaria, trabajo forzado y creación de ejércitos con niños, mujeres y hombres como integrantes).

En este sentido, la directora adaptó las memorias de Loung Ung, activista por los Derechos Humanos, que padeció este represivo régimen entre sus 5 y 9 años de vida, donde su familia luchó por mantenerse unida.

Uno de los puntos importantes del film es que desde un inicio se contextualiza al espectador acerca de la situación que vivieron los habitantes de Camboya en la década del ‘70, ya que es una realidad muy lejana al resto del mundo. Si bien el relato lo va mostrando en imágenes y a través de la historia de una familia y particularmente desde la mirada de Ung, la protagonista, son relevantes los archivos del comienzo para dar el puntapié inicial.

La historia que se narra incrementa su dureza paulatinamente durante más de dos horas de duración, haciendo que se vuelva un tanto pesada por instantes. Pero tampoco podría aminorarse su ritmo, es necesario que sea cruda de ver por el argumento que se retrata. Paso a paso se torna cada vez más brutal, exponiendo a la protagonista a peores circunstancias. La directora no tiene miedo de plasmar imágenes fuertes sobre este acontecimiento, pero son los pequeños y sutiles detalles los que más pueden golpear al espectador, los momentos de incertidumbre, unidad o esperanza dentro de tanta desesperación y penuria.

La parte técnica ayuda a crear este clima opresivo, a través de una gran dirección de cámara (con planos cenitales imponentes), la poderosa fotografía y el buen acompañamiento de la música que le otorga tensión y fuerza al relato.

Hay que destacar también las interpretaciones de todo el elenco. Como suele suceder con caras no conocidas a simple vista, sale a florecer el potencial actoral de cada uno de ellos. La que más sobresale es Sareum Srey Moch, la protagonista, quien a su corta edad logra componer un personaje maduro y fuerte cuando tiene que serlo, pero que en el fondo no deja de ser una niña con sus miedos e imaginación. Consigue emocionar al espectador a través de su trabajo, como también todos los chicos que están muy bien en su papel.

En síntesis, Angelina Jolie realiza un gran trabajo como directora, al lograr adaptar las memorias de un período histórico de Camboya muy duro, plasmando las miserias y penurias por las que tuvieron que transitar los habitantes del lugar de una manera brutal y cruda con una fotografía poderosa. El carisma de su protagonista traspasa la pantalla, provocando la emoción del espectador.

Puntaje:

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Un comentario sobre “Crítica de “First they killed my father” de Angelina Jolie (2017)

  • el 2 abril, 2018 a las 7:15 pm
    Permalink

    Estas películas deben exponerse una y otra vez para generar conciencia en los pueblos del mundo de manera que la historia no se repita.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *