Crítica de “Invisible” de Pablo Giorgelli (2017)

El director de “Las Acacias” (2011) presentó su último film «Invisible», que cuenta la historia de Ely, una adolescente que se divide entre los estudios secundarios y el trabajo en una veterinaria, mientras tiene que lidiar con la depresión de su madre, convirtiéndose en el único sostén de su familia. Pero su vida se complicará aún más con un embarazo no deseado y una decisión compleja que deberá tomar.

“Invisible” trae a la pantalla grande una temática en plena vigencia, la de la opinión y puesta en acción de la mujer sobre su propio cuerpo. Existen y seguirán existiendo dedos acusadores sobre lo que se debe o no hacer, pero el film muestra que al fin y al cabo todo se reduce a la decisión subjetiva de la persona en cuestión. Se aborda la temática del aborto, la ilegalidad de esta vía, las alternativas y dificultades para realizarlo, todo desde una mirada adolescente. Pero además, el film expone temas como la soledad y la falta de apoyo de los jóvenes, tanto de las familias, como del sistema educativo o el Estado (asuntos de salud, economía), entre otros.

El personaje de Ely, por el contexto en el cual se encuentra inmersa, mezcla constantemente su corta edad con las obligaciones de un adulto, provocando que cualquier generación de mujeres se pueda sentir identificada. Mora Arenillas es la encargada de darle vida a la protagonista, una joven que por su propia suerte desarrolló una expresividad casi nula, pero que la actriz igualmente transmite su angustia y falta de conocimiento sobre lo que hacer.

De todas maneras, por momentos la película se siente lenta y pausada, con presencia de silencios prolongados y largos planos, que genera una falta de dinamismo en una historia fuerte con potencial de aspirar a más.

En síntesis, “Invisible” llega para poner en el tapete ciertas cuestiones sociales de las que se habla, pero no se encuentra una solución, para visibilizar temáticas complejas dentro del mundo adolescente, desde una mirada observacional y sin caer en prejuicios. Sin embargo, su ritmo le juega un poco en contra para llevar esta historia a destino.

Puntaje:

Tráiler:

 

Samantha Schuster

3 comentarios sobre “Crítica de “Invisible” de Pablo Giorgelli (2017)

  • el 15 agosto, 2018 a las 1:29 am
    Permalink

    Concuerdo contigo sobre la falta de dinamismo de la película. Las secuencias de la vida cotidiana de Eli son tan largas y pausadas que se tornan aburridas, pero el proceso de la narración me pareció aceptable.

    Respuesta
  • el 17 septiembre, 2018 a las 7:36 pm
    Permalink

    El Ritmo de la película es acertado, para el tema tratado y lo que el Director quiso transmitir.
    Para los que quieran ver más acción o velocidad sería bueno recomendarles que mejor vean películas de acción como por ejemplo: «Rápidos y Furiosos».

    Respuesta
  • el 2 diciembre, 2018 a las 3:47 am
    Permalink

    La película bien pudo ser un cortometraje, y hubiera sido excelente. Entiendo que el ritmo lento (demasiado lento para mi gusto) intentaba darle un toque realista, profundo y reflexivo a la historia, pero francamente se abusa de este recurso hasta volverlo tedioso. Tantos y tantos minutos (que terminan siendo la mayor parte de la película) de ver a Eli simplemente comer o mirar a la nada, cansa, por más que comprendamos su profundo debate interno y lo horrible de su situación desde todos los flancos. Un concepto muy original de película, pero demasiado difícil de seguir, al menos para el público en general.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *