Crítica de «Juega o muere» de Eren Celeboglu y Ari Costa (2023)

«Juega o muere» es una nueva película del género de terror que tiene como protagonistas a dos actores que han alcanzado gran popularidad en este último tiempo. Asa Butterfield y Natalia Dyer, los protagonistas de «Sex Education» (2019–2023) y «Stranger Things» (2016-), respectivamente, interpretan a dos hermanos, Marcus y Billie Fletcher, quienes, junto al hermano menor, Jonah (Benjamin Evan Ainsworth), viven un evento sobrenatural que pone sus vidas en riesgo.

Todo comienza cuando el pequeño Jonah ingresa en una casa abandonada donde encuentra un cuchillo y una libreta. A pesar de la advertencia de Marcus, el niño decide guardar uno de estos elementos en su mochila. Al llegar a su hogar, comienzan los extraños actos que girarán en torno al cuchillo, el cual fue confeccionado con un hueso humano. Una presencia extraña comienza a llamar a Jonah a través del cuchillo, la curiosidad se despierta y procede a examinarlo y limpiarlo hasta que descubre una inscripción en el mismo, «jugaré y no me rendiré», palabras que, al decirlas en voz alta, un espíritu maligno se apodera del cuerpo del niño. Esa misma noche, los hermanos quedan solos, su madre debe trabajar, su padre ya no está presente en el hogar hace años, sólo están acompañados por un mayor, su tío, hermano de su madre, pero ella no confía en que pueda cuidar a sus hijos. Por lo que los hermanos mayores, Marcus y Billie, deben quedarse a cuidar al hermano menor, acompañados por Sophie (Laurel Marsden) y Pete (Kolton Stewart), amiga y novio de Billie, aunque estos tres escapan a una fiesta no lograrán salvarse de los extraños sucesos que comenzarán a continuación. Marcus queda al mando y al descubrir que Jonah tiene el cuchillo, se lo arrebata y la extraña presencia ingresa a su cuerpo, obligándolo a realizar actos terribles para con sus amigos y familia.

La historia sucede en Salem, lugar conocido por las cazas de brujas muchos años atrás, lo cual nos da una pista de hacia dónde se dirige la película. Asimismo, como su título indica, los juegos infantiles, como las escondidas o el ahorcado, que pondrán a prueba a los personajes, pueden tener resultados trágicos, así este espíritu maligno que busca venganza desde el año 1642, tratará de lastimar a los jóvenes.

La película, dirigida por Eren Celeboglu y Ari Costa, primer largometraje de ambos, no logra inquietar al espectador en momentos de tensión. Los efectos especiales, las presencias diabólicas, los gritos inesperados no consiguen asustar al público. Se destaca la música, los efectos de sonido, que pueden resultar inquietantes pero el resto de los recursos del género de terror no resultan atrayentes, no alcanzan el efecto que desean. La película tiene una duración corta, solo de una hora y cuarto, lo que hace que se resuelvan rápido todos los sucesos, con un final que puede indicarnos una continuación.

En resumen, la película «Juega o muere», la cual se estrena este 30 de noviembre, no logra aterrorizar al espectador con su historia ni con los recursos que se utilizan recurrentemente en las películas que se encierran en este género, el terror. Los gritos inesperados de las presencias diabólicas, o los personajes siendo perseguidos, escapando de estos juegos, no logran generar el suspenso para inquietar al espectador.

Puntaje:

 

 

Trailer:

 

Camila Mollica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *