Crítica de «Retrato incompleto de la canción infinita» de Roly Rauwolf (2019)

Escuchar es intencional. Lo que oímos no lo es lo que estamos oyendo. Lo que oímos es la cualidad de nuestro modo de escuchar.

Una idea sobre una personalidad que siempre le generó interés y que continuamente estuvo en Roly Rauwolf, tomó forma en 2012 por la relación a la hora de preguntarse y cuestionarse, algo con lo cual el cineasta se sentía emparentado.

Daniel Melero es uno de los más influyentes del rock argentino de las últimas cuatro décadas. Músico admirado por músicos, personalidad destacada de la cultura y uno de los más importantes rockeros argentinos… pero ¿quién es Daniel Melero? Un documental acerca de un artista polifacético alejado del ruido de la fama, la vanidad del éxito y la aceptación masiva.

Introdujo el tecno en el país. En 1988 inició su exitosa carrera solista y participó como músico invitado en diversos trabajos de otros artistas. Daniel Melero es un nombre inevitable para músicos o aquellos apasionados por la escena musical, un artista inquieto, desafiante y vanguardista. Ávido de innovación, generador de inquietudes para él y para terceros, llevando a romper una estructura tradicional. «Un disco es una obra inconclusa siempre», experimentando múltiples géneros y reinventándose en cada proyecto.

La estructura parte de la idea de alguien recorriéndose a sí mismo. Tiene un formato híbrido, reúne material de archivo con voz del propio artista recolectada y también de varias entrevistas. Pinceladas cromáticas que nos ambientan en un clima que sabe narrar lo que se quiere contar, no se enmarca dentro de un estilo clásico, ya que profundiza aspectos artísticos. Los conceptos en sí dan formación y personalidad a las obras de Melero, como así también, vemos sesiones de grabación, el florecimiento de la música, su relación con el sonido, la construcción del proceso y su singular nexo con la inspiración, tal es la creación, lo mismo que una gran deformación en el arte llevándolo a un nuevo lugar siempre.

El director Roly Rauwolf retrató las mil caras de este artista mutante en un documental que, ya desde su título, reconoce su fracaso a la vez que lo legitima.

Se profundiza en los pensamientos más que en la teoría y la técnica musical. El lado creativo y su gestación, es no modificar los arreglos sino las ideas que conducen a maneras de tocar. Se repasan anécdotas con bandas y afirma: «Jamás he participado de un disco en donde no haya algo que admire». Lo vemos romper los cánones académicos y crear un lenguaje personal.

Conocemos sus intervenciones como productor y colaboraciones aportando variables importantes con Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Soda Stereo, Los Brujos, Babasónicos, entre otros. Un extracto de su vida personal, siempre emparentada al ámbito musical, como su noviazgo con Vivi Tellas.

«Mi carrera no existe solo tengo una trayectoria sinuosa y mi próximo disco es mi mayor enigma, la fama es algo que te dan los demás el éxito es propio. Yo no soy famoso yo soy exitoso, los exitosos no tenemos fans».

En síntesis, «Retrato incompleto de la canción infinita» expone una obra audiovisual imprescindible para músicos y amantes de la música, donde se puede descubrir otra manera de tocar, otra poesía. Lejos de encasillarse en un estilo musical, el protagonista se destaca por estar siempre a la vanguardia.

Nota importante: A partir de hoy se podrá ver la película en Puentes de Cine.

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Noelia Giacometto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *