Ewan McGregor: Un actor de primera línea

Conocido internacionalmente por sus diversos papeles en el cine, de adicto a la heroína a un poeta cristiano, a Ewan McGregor se lo considera el Robin Williams de la nueva generación. Cuenta con más de 60 filmes en su carrera, con los que supo ganarse el cariño y el respeto tanto de la crítica como del público. Quedó más que claro durante 2018 ganando un Globo de Oro por su trabajo en la serie «Fargo». Cada trabajo que elige es el acertado para su camino en el espectáculo, y ahora dio un paso más en la industria de Hollywood al explorar el género de terror.

Ewan McGregor realizó su primer papel profesional en 1993, cuando ganó un papel principal en la serie “Lipstick on Your Collar”, más tarde al aparecer en «Bill Forsyth ‘s Ser Humano» (1994), y en película de suspenso «Shallow Graves» (1994).

Tras varios pequeños trabajos en cine y televisión, obtiene cierta popularidad gracias a su trabajo en «Tumba abierta»(1995), aunque el éxito llega un año más tarde con “Trainspotting” (1996), el cual fue un punto de inflexión en su carrera cinematográfica, mediante su interpretación de Mark Rentonel con el cual ganó su primer Bafta al mejor actor de su país. Volvió a retomar su personaje en la secuela que retrata a los protagonistas 20 años después. También gracias a su interpretación en el musical “Moulin Rouge” le valió en el 2001 un Globo de Oro al mejor actor de comedia y musical. El segundo lo conseguiría una década después con “La pesca del salmón en Yemen” (2011), una película basada en el libro con el mismo nombre escrita por Paul Torday.

Y su rostro terminó por ser del todo popular luego de que tomara el papel del caballero jedi Obi-Wan Kenobi, en la saga «Star Wars».

Además, es un gran aficionado a las motos y la aventura, por ende, durante el 2004 comenzó una serie documental en la que recorre distintas partes de Europa, Rusia y Estados Unidos a bordo de una motocicleta que llevó el nombre de “Long Way Round” y tres años más tarde realizó la segunda parte en la que recorrió Europa y África y que se tituló “Long Way Down” (2007). Actualmente, tras una década vuelve a recorrer para retomar dicha serie esta vez pasando también por Argentina. El actor siempre es noticia, nunca deja de dar continuidad a su carrera.

La semana pasada regresó a la pantalla grande con “Doctor Sleep” (Doctor sueño), filme en el que interpreta a la versión adulta de Danny Torrance, el niño de la película de terror “El resplandor” (1980). Con esto podemos decir que el escoses es a todo terreno; un motivo ideal para repasar cinco de sus mejores películas

5) «Beginners» (2010)-Mike Mills

Tras la muerte de su padre, Oliver (Ewan McGregor) conoce a la impredecible e irreverente Anna (Mélanie Laurent). Mientras tanto, acuden a su mente recuerdos sobre su padre, un hombre que con 75 años y más de cuarenta de matrimonio decidió salir del armario. Oliver se esfuerza por amar a Anna con la valentía y el sentido del humor que él le enseñó.

Cuenta una historia universal sobre el amor desde una visión muy particular e intimista, que conjuga perfectamente la nostalgia con la esperanza. Estas emociones son transmitidas excelentemente a través de la melancólica mirada de Ewan McGregor en un papel que en otras manos podría haber resultado frío e inexpresivo. Un film que habla de la vida misma, de forma sencilla y amable desde un lugar con mucha franqueza.

4) «Agosto» (2013) – John Wells

Los Weston viven en una gran mansión en las afueras de Pawhuska, en Oklahoma. La desaparición del padre en extrañas circunstancias hace que la familia se reúna y que todas sus miserias salgan a la luz. Adaptación al cine de la obra de teatro homónima ganadora de un Tony, que a su vez adapta una novela ganadora del Premio Pulitzer en 2008.

El cabeza de la familia Weston muere, lo que hace que el resto de los miembros se reúnan de nuevo. El ambiente sofocante es arduo de sobrellevar, y más con una suegra como la que interpreta aquí Meryl Streep. Un guion excelente, un reparto perfecto y una trama inmejorable. Una historia fresca, diferente e intensa. Muy recomendable.

3) «El Escritor Fantasma» (2010) – Roman Polanski

Un escritor (McGregor) acepta a regañadientes el encargo de terminar las memorias del primer ministro británico Lang (Pierce Brosnan), tras la muerte de la persona que lo estaba haciendo. Para ello, se instala en una isla de la costa este de Estados Unidos. Al día siguiente de su llegada, un exministro acusa a Lang de autorizar la captura ilegal de presuntos terroristas y su entrega a la CIA, hechos que constituirían un crimen de guerra. El escándalo atrae a periodistas y manifestantes a la mansión donde se alojan Lang, su mujer (Olivia Williams) y su ayudante personal (Kim Cattrall).

Un guion tenso y un McGregor sencillamente magnífico. Cumple con todo el canon que manda el thriller y el suspense. El relato se desarrolla con precisión, un thriller clásico e imprescindible. La película es una delicia de cine clásico.

2) «Lo Imposible» (2012) – J.A. Bayona

Diciembre del año 2004. María (Naomi Watts), Henry (Ewan McGregor) y sus tres hijos pequeños vuelan desde Japón a Tailandia para pasar las vacaciones de Navidad en la playa. Una mañana, mientras se encuentran todos en la piscina del complejo a orillas del mar, un tremendo tsunami destroza el hotel y gran parte de la costa del sudeste asiático. Este desastre cambió para siempre la vida de millones de personas. Esta es sólo la historia de una familia.

Probablemente, el mayor reto dramático de la carrera de Ewan McGregor. Pero la grandeza de estos actores está en la fuerza, en la dedicación total y en el dolor verdadero que emanan sus interpretaciones. Un trabajo excelente y realista a más no poder. Y una de las mejores películas de desastres naturales hechas jamás. Una cinta llena de pavor, amor, dolor, tristeza y alegría.

1) «Big fish» (2003) – Tim Burton

William Bloom (Billy Crudup) no tiene muy buena relación con su padre Edward Bloom (Albert Finney), pero tras enterarse de que padece una enfermedad terminal, regresa a su hogar para estar a su lado en sus últimos momentos. Una vez más, William se verá obligado a escucharlo mientras cuenta las interminables historias de su juventud. Pero, en esta ocasión, tratará de averiguar cosas que le permitan conocer mejor a su padre, aunque para ello tendrá que separar claramente realidad y fantasía, elementos que aparecen siempre mezclados en los relatos de su progenitor.

Ewan McGregor interpreta al joven Edward Bloom. Es increíble cómo Tim Burton, como con muchas de sus películas, nos puede hacer sentir como niños otra vez y consigue que nuestra imaginación vuele durante todo el transcurso de sus películas. Simplemente un film brillante, actores de excelente calidad, como Ewan McGregor, Albert Finney, Steve Buscemi y Danny DeVito. Una película cargada de emociones, llena de magia, que te envuelve y te llena al corazón. Inolvidable que todo amante del buen cine debería verla.

Noelia Giacometto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *