«Obi Wan Kenobi»: Un regreso con altibajos

Disney encontró en las series para su plataforma de streaming, un refugio para no cometer los mismos errores que perpetró con la trilogía de episodio VII, VIII y IX. El problema está en que tras el paso sólido que significó «The Mandalorian» y esa aburrida incursión en el personaje de Fett en «The Book of Boba Fett», la historia está tendiendo a repetirse. ¿Será una llamada de atención para los próximos pasos de la compañía del ratón en el universo de «Star Wars»?

Obi Wan Kenobi es uno de los personajes más queridos de los fans de «Star Wars». Un personaje que tiene un rol bastante acotado en la trilogía original de George Lucas, pero que supo meterse en el corazón de la cultura pop por medio de la tan recordada interpretación de Alec Guiness como el mentor y maestro de Luke Skywalker. No obstante, podría decirse que su mayor aceptación la obtuvo por medio del rol preponderante que tuvo en las precuelas, con un Ewan McGregor poniéndole la piel y siendo considerado como una de los aspectos más destacables de la tan vapuleada trilogía de origen. Cuando se puso en marcha la compra de Lucasfilm por parte de Disney, uno de los primeros anuncios fue una película sobre el personaje de Obi Wan que relataría los años que pasó escondido en el exilio entre Episodio III y IV. Tras una serie de infortunios y un plan de acción poco delimitado, la película pasó ser solo un deseo del fandom y quedó en una especie de limbo momentáneo. Incluso se había hablado de que Stephen Daldry («Billy Elliot», «The Hours») iba a ponerse tras las cámaras para dirigir el proyecto. Con el fracaso de la película en solitario de Han Solo, la compañía comenzó a reestructurar el plan de acción y de ahí vinieron una serie de cambios. En primer lugar, Boba Fett y Obi Wan Kenobi pasarían a ser series para Disney+, pero serian desarrolladas después de «The Mandalorian», una serie original que no estaba basada en ningún personaje preexistente.

El éxito de «The Mandalorian» fue arrollador y es por ello que SW pasó de tener su lugar en la pantalla grande, a encontrar un recoveco en el streaming, lugar en el que por ahora permanece y sigue haciendo pie. Ahora bien, «Obi Wan Kenobi» materializó uno de los deseos más grandes de los fans, pero la pregunta es ¿realmente está a la altura?

La respuesta rápida es que si bien la serie honra al personaje, el regreso en sí resulta bastante innecesario. Comencemos diciendo que los guiones a cargo de Joby Harold, Stuart Beattie, Hossein Amini, Hannah Friedman, Andrew Stanton, no gozan de una originalidad extraordinaria tratando de responder a la incógnita inicial. La pregunta a qué hizo Obi Wan, devenido en Ben, todos los años que pasaron entre la trilogía original y las precuelas, quedan respondidas a medias y también comenten el error de iniciar un viaje que se siente un poco intrascendente como puente entre trilogías.

Los 6 episodios que componen esta miniserie (en principio se dice que es una miniserie, pero luego pasó a decirse que podría haber más temporadas), se centran en un Kenobi (Ewan McGregor) algo avejentado y maltratado que pasa sus días con un trabajo corriente en Tatooine. Ahora lleva el nombre de Ben y observa de lejos a Luke Skywalker bajo el cuidado de Owen y su mujer. Obi Wan permanece tranquilo y llevando una existencia modesta hasta que el Imperio y sus temibles inquisidores llegan a su planeta buscando deshacerse de los pocos Jedis que aún quedan con vida. Su deseo es seguir permaneciendo en el anonimato, pero el código de honor de los maestros Jedi, lo harán interceder en un nuevo llamado a la aventura para proteger aquello que más quiere. Aun cuando eso signifique arriesgar su vida.

Estos 6 capítulos que van desde los 40 hasta los 60 minutos ponen de manifiesto varios de los problemas que sufre SW hace años, el abuso de la nostalgia, el fan service y el sumo apoyo que hacen sus producciones sobre la llamada saga de Skywalker. Probablemente si había un personaje que merecía su capítulo aparte era Obi Wan, pero el regreso se siente forzado con el solo objetivo de explotar todos los mecanismos ya conocidos y probados en la saga y sin demasiada inventiva en sus formas.

Ewan McGregor hace un trabajo descomunal como el mítico personaje, y algunas buenas adhesiones como Indira Varma y Moses Ingram, con personajes interesantes hacen que la experiencia sea entretenida, el problema es que todo parece demasiado medido y con el foco puesto en complacer, que en definitiva carece un poco de personalidad.

Todos querían ver un enfrentamiento entre Obi Wan y Darth Vader, y ver cómo el héroe vuelve en busca de la redención tras los fatídicos eventos que lo precedieron, sin embargo, pareciera como si el protagonista nunca se encontrara en un peligro real, y como que todo siempre está controlado. Incluso cuando se empieza a manejar un mínimo de tensión, esta se ve resuelta prontamente sin llegar a sorprender al espectador.

«Obi Wan Kenobi» es una serie que entretiene y posiblemente contentará a los fans. Asimismo, las notas que toca parecen familiares y muy apoyadas en la nostalgia, sin contar con la grandeza de las películas que volvieron memorables a sus personajes. Viendo el camino andado por Disney estos últimos años, no resulta extraño que sus momentos más memorables y exitosos pasan por producciones originales como «The Mandalorian» y «Rogue One: A Star Wars Story», y sus productos más olvidables siendo la trilogía de secuelas y «The Book of Boba Fett», Obi Wan parece estar en un espacio intermedio, muy parecido al limbo creativo donde quedó el personaje durante la reestructuración de la compañía. Un ciclo que parece repetirse una y otra vez. Esperemos que para la próxima vez, la fuerza nos acompañe.

Tráiler:

 

Martín Goniondzki

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *