«The Patient», un perturbadora historia sobre la mente humana

Hace alrededor de un año se estrenó en Star+ «The Patient», una miniserie de 10 episodios, que sigue a Alan Strauss (Steve Carell), un terapeuta reconocido y destacado dentro de su ámbito. Recientemente sufrió la muerte de su esposa y no tiene una buena relación con uno de sus hijos, Ezra (Andrew Leeds), un ortodoxo judío con el que se distanció bastante debido a sus diferencias religiosas. Sin embargo, su vida cambiará cuando uno de sus pacientes, Sam (Domhnall Gleeson), lo secuestre y lo deje cautivo en el sótano de su casa con el simple objetivo de que lo ayude a superar sus pulsiones y convertirse en una mejor persona.

«The Patient» es una miniserie fuerte y oscura, no apta para las personas más sensibles. A través de un constante clima de tensión y un ambiente asfixiante, porque casi toda la historia se desarrolla en una única locación, vamos ahondando en la mente de un asesino serial, conociendo sus pulsiones, sus motivaciones y deseos de cambiar. Al tratar con una personalidad compleja, la imprevisibilidad es uno de los conceptos que van a guiar la trama; en cualquier momento puede pasar algo de forma sorpresiva e inesperada sin que lo podamos prever.

Pero no solamente nos centramos en el victimario, sino también en el personaje de Alan Strauss, quien en sus días cautivos logra reflexionar sobre muchos temas personales que lo tienen perturbado, sobre todo el duelo que sigue realizando por la muerte de su esposa y el vínculo que tiene con sus hijos, principalmente con Ezra, con quien no tienen muchos puntos en común y que tuvieron varios conflictos en el pasado que quedaron sin resolver. A partir de flashbacks e instantes donde su mente empieza a desvariar va a ir repasando distintas situaciones y entendiendo los distintos puntos de vista de sus familiares.

Es así como la serie logra ahondar en los vínculos paternales, la manera en la que un ser humano reacciona ante determinados impulsos o situaciones y los transita, el duelo, la redención y el perdón, la violencia, la psicología, entre otras cuestiones, desde un costado reflexivo, dramático y hasta catártico, haciendo un paralelismo entre ambos personajes.

Sin dudas tenemos un duelo actoral entre Steve Carell y Domnhall Gleeson. No solo dos actores de renombre, sino también que hacen un gran trabajo para explorar sus personalidades. A Carell lo tenemos visto tanto en tramas cómicas como dramáticas y siempre cumple con su cometido. En esta oportunidad logra mantener la calma frente a una situación compleja, llena de incertidumbre y temor, intentando tratar a este asesino serial para poder salir de allí con vida. Sus variaciones de ánimo, sus gestos y reflexiones son destacables. Por su parte, Gleeson interpreta a un joven perturbado, que por momentos expresa sus emociones pero en general se mantiene serio, contenido pero a la vez lleno de ira y resentimiento.

En síntesis, «The Patient» nos ofrece una historia diferente, impactante, perturbadora y oscura, que busca ahondar en las relaciones humanas y la psicología de nuestras mentes y acciones. Excelentes actuaciones de sus protagonistas y un clima lleno de tensión y sorpresa son algunos de sus mejores atributos.

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *