«Black Mirror» S06E01: «Joan es horrible»

El creador de «Black Mirror» Charlie Brooker había asegurado que por la pandemia no se iban a estrenar más capítulos de esta serie que venía a mostrar las dos caras de la tecnología y la innovación (sus beneficios y soluciones, y su abuso, control y perdición), ya que la misma generaba angustia por sí sola y era más que suficiente para el contexto actual.

Después de cuatro años de su quinta temporada, y que ya dejamos un poco atrás este hecho que convulsionó al mundo, volvió «Black Mirror» a Netflix con un total de seis episodios, que iremos analizando poco a poco y de manera individual.

El primero de ellos se titula «Joan es horrible» («Joan is Awful»), el cual se centra en una joven llamada Joan, que tiene una vida bastante sencilla y monótona. Tiene un trabajo donde no tiene mucha voz ni voto sino que es una intermediaria entre los jefes y los empleados, y un novio al que quiere porque es bueno y confiable pero que no le genera los mismos sentimientos que su ex. Todo se va a complicar cuando luego de un día difícil se disponga a ver Streamberry, una plataforma de series y películas, y encuentre entre el catálogo una producción que simula su vida, protagonizada por Salma Hayek.

Luego de las primeras temporadas de «Black Mirror» que fueron excelentes, poco a poco la serie fue bajando su nivel. En este caso nos encontramos con un buen arranque aunque no tan a la altura de esos clásicos. De todas maneras, logra jugar con algo bastante realista y cercano a nuestros tiempos, que es la falta de control de la tecnología, la intimidad, el acceso que tiene a nuestra vida sin darnos cuenta (o que le damos consentimiento a todo sin leer) y la importancia que le damos a las plataformas. Si bien se siente como un terror real y palpable, no nos deja una sensación de desidia o descontrol, como sucede con otro episodios, sino que se tira más hacia el género de la comedia, o la tragicomedia. En varias escenas tenemos situaciones que resultan graciosas como también diálogos que nos hacen reír a pesar de la gravedad de la situación que está atravesando la protagonista.

Es interesante, también, que la serie se presta a hacer una crítica a las plataformas, cuando la misma se estrena en una de ellas. Este mensaje metadiscursivo es provocador y atinado, riéndose de sí mismo.

El capítulo está protagonizado por Annie Murphy («Schitt’s Creek»), quien hace un buen trabajo para plasmar el desconcierto, la angustia y la rabia que va sintiendo su personaje. Además, está bien acompañada de Salma Hayek que hace de sí misma como la actriz que interpreta a Joan en la serie. Juntas hacen una buena dupla que intentará hacer caer a la gran compañía. También tiene otros cameos de distintas personalidades de la industria que serán tan graciosos como efectivos.

En síntesis, a pesar de que en general el nivel de «Black Mirror» viene bajando con el correr del tiempo, con «Joan es horrible» tenemos un buen arranque de su sexta temporada. Una tragicomedia que habla sobre la intimidad, el control que cedemos y el uso de las plataformas con situaciones graciosas e incómodas. Buen trabajo del elenco.

Tráiler:

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *