«Black Mirror» S06E02: «Loch Henry»

El segundo capítulo de la sexta temporada de «Black Mirror» se titula «Loch Henry», el cual se centra en una joven pareja compuesta por Davis y Pia que vuelve al pueblo natal de Davis, Loch Henry (Escocia), con el objetivo de filmar un documental. Sin embargo, al llegar Pia nota que el lugar está bastante abandonado y tanto Davis, como su amigo Stuart que tiene un bar, le cuentan que los turistas ya no llegan debido a que hace varios años hubo una serie de asesinatos que espantaron a todas las personas que solían viajar para allá. Es así como Pia quiere cambiar el enfoque de la película y se disponen a retratar lo que fue aquella historia.

Aunque si pensamos un poco podemos encontrar una crítica a la tecnología y a la innovación, como lo es el género true crime que se aprovecha de casos policiales reales y espeluznantes para sacar un rédito económico, este capítulo es más un relato de terror y suspenso que una historia de «Black Mirror». No encontramos la esencia característica que marcaba ese uso y abuso de la tecnología, ya sea en un contexto futurista o uno más cercano a nuestros días.

Es aquí donde tenemos que hacer un quiebre en el análisis y pensar las cosas por separado. Si fuera un mediometraje de terror/suspenso estamos ante una historia más que atractiva, atrapante e interesante. Poco a poco se va preparando el terreno para terminar sorprendiéndonos e impactándonos aunque algunas cuestiones pueden llegar a resultar algo predecibles. Nos propone un clima enrarecido, incómodo y perturbador, con personajes que esconden muchos secretos y un paisaje desolador que ha visto la oscuridad y la violencia de primera mano. Todo el elenco hace un buen trabajo para generarnos estas sensaciones, como también la ambientación y el uso de una fotografía oscura y opaca.

Sin embargo, el mayor problema es que no se trata de un mediometraje de terror/suspenso sino de un capítulo de «Black Mirror» que casi nada tiene que ver con el concepto que propone esta antología. Sí, su final es lo más parecido a lo que teníamos durante las mejores temporadas, donde nos quedábamos con un sentimiento agridulce por la propuesta perturbadora, pero no termina de respetar la temática central. Y solo si queremos justificar su existencia podríamos relacionarlo con este tema del abuso del true crime y las filmaciones sensacionalistas, pero convengamos que es algo bastante tirado de los pelos.

Así que si uno busca encontrar en «Loch Henry» un logrado capítulo de «Black Mirror» probablemente quede decepcionado porque no sigue la lógica establecida de la antología donde la tecnología es el principal benefactor y enemigo. Pero si, por lo contrario, solamente se dispone a disfrutar de la producción que está viendo delante de sus ojos, seguramente se encuentre con una historia atractiva, inquietante y perturbadora que lo va a atrapar hasta el final gracias a los giros del guion, el buen trabajo del elenco y el clima de tensión y suspenso que propone.

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *