«Black Mirror» S06E05: «Demon 79»

Y llegamos al último capítulo de la sexta temporada de «Black Mirror», una entrega bastante irregular, que se despegó de lo que solía ser: una sucesión de historias que mostraban las ventajas y desventajas de la tecnología en el pasado, presente y futuro. Salvo un episodio que fue pura cepa «Black Mirror», el resto apuntó más al género de terror y suspenso con distintos resultados: algunos nos gustaron igual más allá de enmarcarse fuera de la antología y otros no lograron convencernos.

Entre medio podría encontrarse «Demon 79», el quinto y último capítulo de esta temporada, que se centra en Nida, una joven de origen indio que se dedica a vender zapatos en la Inglaterra de la década del ‘70. Su vida es bastante monótona y apacible, aunque por dentro se esconde cierta oscuridad, la cual le gustaría salir a flote más de una vez pero siempre se mantiene oculta, haciéndola quedar como sumisa y sin carácter. Pero todo va a cambiar cuando se encuentre con un talismán que contiene un demonio, que le dice que si no mata a tres personas a los largo de tres días se va a desatar un apocalipsis que va a terminar con la humanidad.

A través de otra historia de terror, el último capítulo de «Black Mirror» va a ahondar en el racismo, el avance de la derecha en la política, la culpa, las miserias de los seres humanos, las responsabilidades, la salud mental, entre otras cosas, con mensajes bien marcados.

Por un lado, consigue atraparnos para ver cómo una persona inocente se va corrompiendo cada vez más para salvar a la humanidad y elegir el mal menor, pero que poco a poco va entrando en este juego de venganza y control. En este sentido debemos destacar el trabajo de su protagonista, Anjana Vasan («We Are Lady Parts», «Killing Eve»), que logra plasmar de buena manera el desarrollo y transición de su personaje, que se quiere alejar de este nuevo poder que obtiene pero que la termina poseyendo de alguna manera. Además, los efectos especiales están bien realizados y se sienten naturales.

Por el otro, la trama se va desinflando un poco a medida que avanza, volviéndose algo repetitiva en cuanto a la búsqueda de las víctimas, y pesada, sobre todo porque es un episodio bastante extenso (dura un poco menos de 80 minutos). Su final tampoco es del todo convincente, aunque tranquilamente podía concluir de forma predecible y no lo termina haciendo.

En síntesis, «Demon 79» es un capítulo que consigue atraparnos con una historia atractiva, una protagonista que realiza un buen desarrollo de su personaje y buenos efectos especiales, aunque a medida que avanza se va desinflando un poco y volviéndose repetitiva. A mitad de camino entre los episodios más flojos y los mejores de esta sexta temporada de «Black Mirror».

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *