Volvió «Homeland» con su séptima temporada

Parece mentira que “Homeland” estrene ya su séptima temporada. Pero teniendo en cuenta el camino recorrido por esta serie, no es sorprendente que regrese un año más. Una producción que se reinventa entrega a entrega, encontrando la manera de reemplazar a personajes muy importantes y haciendo que la trama mantenga su cordura (a pesar de que Carrie no lo haga) y atracción para el público.

La séptima temporada retoma los hechos sucedidos en la entrega anterior, donde ocurrió un intento de asesinato a la Presidenta recién electa. Es por eso que la misma tomó la decisión de detener a cualquier persona de la comunidad de inteligencia cercana al gobierno para descubrir si estaban o no implicados en el acto terrorista. Sin embargo, esto creó un abuso de poder, generando 200 arrestos ilegales.

En este contexto, Carrie Mathison, quien había sido asesora de la Presidenta y fue apartada de ese rol cuando empezaron las encarcelaciones, busca conseguir algún testimonio para desbaratar toda esta acción y salvar, principalmente, a su colega y amigo personal Saul Berelson, que cayó en esta oleada de arrestos, pero también al resto de las víctimas.

Para hacerlo, Carrie ya nos proporcionará lo que bien sabe hacer y que generalmente siempre vemos más entrada la temporada: recursos de espionaje para que los cercanos a la Presidenta no se enteren sus planes, pero también para obtener la información necesaria para seguir con sus tareas.

Pero las cosas no salen bien y, como siempre, lo profesional y lo personal cruzarán sus caminos, teniendo que priorizar uno por sobre el otro. Su hermana regresó al país y Carrie y Franny están viviendo con ella, su marido y su hija de 16 años, una adolescente activista que admira el impulso de su tía.

Por otro lado, el periodista Brett O’Keefe, se encuentra prófugo de la justicia, pero continúa emitiendo sus programas contra el gobierno, para dar a conocer lo que está sucediendo internamente con los apresados. Se muestra la fortaleza y el poder de la prensa, pero a la vez la limitación de la libertad de expresión por parte de las autoridades.

En este sentido, “Homeland” se mantiene fiel a su estilo, tomando a la actualidad como eje temático para hacerla ficción. En este caso ya no tenemos ningún enemigo externo que pueda provocar estragos en la sociedad norteamericana (ni terroristas, ni refugiados), sino que el peligro se encuentra entre ellos. Fue elegido por el pueblo y ahora están sufriendo las consecuencias (nada más cercano a la realidad que les toca vivir).

Fue un muy buen comienzo de temporada, distinto a la sexta entrega, la cual había comenzado un poco lenta pero de forma necesaria, ya que significaba una transición para la historia. Acá nos encontramos directamente con acción, misterio, abuso de poder, locura, y todos los elementos relevantes para que esta serie funcione como normalmente lo hace. Ya se sentaron las bases para lo que vendrá a continuación y seguramente no nos defraudará.

Todos los lunes a las 22 hs se podrá disfrutar de un nuevo episodio de «Homeland» por FOX Premium Series.

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *