25º BAFICI: «Flores del Cemento» de Luismi Pantiga (2024)

El español Luismi Pantiga se pone delante y detrás de cámara para traernos su ópera prima «Flores del cemento». Una película que se centra en Varo (Pantiga), un joven de Gijón que pasa sus días con su grupo de amigos, yendo a boliches, consumiendo y vendiendo drogas, ganando dinero y buscando peleas con otros chicos para probar su valentía y poder en las calles. Su madre está trabajando todo el día, su padre los abandonó y su hermano mayor, Adry (Eduardo Castejón), estuvo en prisión durante 10 años. Ahora que salió intentará que Varo no siga sus mismos pasos, mientras lucha con sus demonios y su pasado oscuro que se la rebusca para volver.

«Flores del cemento» retrata un grupo social determinado con brutalidad, honestidad y sensibilidad. No busca juzgar sus decisiones o forma de ver la vida, sino que expone la falta de oportunidades o el desinterés por conseguir un trabajo y ganar dinero de manera legal, ya que por un lado están inmersos en ese universo conflicto del cual es muy difícil salir y, por el otro, se dan cuenta de que reciben un monto mucho mayor por la venta de drogas que por cualquier otro tipo de tarea. Pero también posa su mirada sobre la otra cara de la moneda, sobre aquellos que vivieron de esa manera y que ahora quieren hacer las cosas diferentes y bien.

Esto se puede ver muy bien con la elección de los protagonistas, que van a alternar sus historias a cada rato para contraponerlas. Por un lado tenemos a Varo, un joven que no sabe muy bien lo que quiere pero está rodeado de un entorno violento y dispuesto a todo. Su grupo tiene bastante claro que esta manera de vivir es la ideal, sin preocupaciones, con dinero fácil y fiestas todos los días. Pero la salida de su hermano de la cárcel y el acercamiento a una chica harán que cambie un poco de parecer y que le demuestren que puede existir otro tipo de vida para él. Por el otro, Adry ya transitó todas esas situaciones, aprendió de sus errores y ahora busca tener una mejora. Sin embargo, los problemas cotidianos le demostrarán la dificultad de mantenerse en el camino correcto.

El elenco realiza un buen trabajo para retratar estas problemáticas y temáticas juveniles y sociales. Luismi Patinga lleva la difícil tarea de dirigir el film como también de ser uno de los protagonistas, pero sale airoso en este doble rol, retratando su disconformidad, apatía o dolor, según sea necesario. Ángel Pantiga, su hermano en la vida real, hace de su mejor amigo Diego, el líder de su banda y quien va a querer llevarlo por el camino de la perdición. Él refleja la violencia, los excesos y esa falta de oportunidades e interés en otro tipo de vida. Eduardo Castejón, por su parte, muestra el arrepentimiento, el aprendizaje, pero también la fortaleza que hay que tener para sobrevivir en aquel entorno. Muchos de ellos no son actores profesionales pero transmiten soltura y naturalidad para componer a sus personajes.

A priori uno puede asustarse por su duración (sobre todo en estas épocas donde todo tiene que ser inmediato y corto para llamar la atención del público), pero las casi tres horas no se sienten pesadas, ya que el ritmo narrativo es ágil, entretenido y nos ofrece siempre alguna escena interesante con atracos, peleas, traiciones, idas y vueltas, que van a mantener atrapado al espectador durante todo momento.

Los aspectos técnicos están bien realizados, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una ópera prima. Se adapta de buena manera a las necesidades de la trama, como mostrar las consecuencias de los disparos, las persecuciones y los enfrentamientos, con buenos efectos visuales para generar credibilidad. La banda sonora acompaña muy bien las distintas escenas, predominando música trap, rap y reggaeton, que no solo ilustra las situaciones, sino que también pone en palabras parte de las sensaciones que sienten los protagonistas.

En síntesis, «Flores del Cemento» logra retratar un grupo social y etario específico, tanto las dificultades como las oportunidades de salir adelante gracias a una trama atrapante con varias idas y vuelta, buenas actuaciones y aspectos técnicos que permiten que todo sea creíble y dinámico.

«Flores del Cemento» forma parte de la sección Óperas Primas del 25º BAFICI y se puede ver el lunes 22 a las 13.45 hs en el Cinépolis Houssay (Sala 3) o el miércoles 24 a las 16.35 hs en Cacodelphia (Sala 3).

Puntaje:

 

 

Tráiler:

 

Samantha Schuster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *